Diario Uno China Watch Gobierno
Evolución

La revitalización rural trae transformaciones

Las políticas y la tecnología innovadora inspiran inversiones mientras que la agricultura ecológica crea la magia 

En la provincia de Shaanxi, noroeste de China, famosa por sus ricos recursos de carbón, Miaowan, un pueblo de la ciudad de Tongchuan, es ahora más conocido como el “pueblo de los hongos shiitake” porque el negocio de los hongos comestibles ha transformado vidas y la sociedad en sí misma.

Esas transformaciones no se limitan a las personas. Incluso los paisajes de la provincia son testigos de un cambio enorme. Donde el polvo y las minas expuestas eran algo común, hoy las montañas y los valles verdes son omnipresentes en los días más cálidos.

Seguir leyendo

Wang Mingmei, una agricultora de Miaowan, personifica el cambio. Hace tres años estaba sumida en la pobreza. Hoy no le importa la lluvia ligera y parece entusiasta y contenta mientras ordena los hongos shiitake en prolijas pilas de hileras en un invernadero.

Más de 500 invernaderos de este tipo salpican la ladera que, no hace mucho, albergaba minas de carbón. Tal ha sido el impulso del programa de revitalización rural de China que el cambio es visible e ineludible en todos los rincones de esta región. Cuando el programa nacional de alivio de la pobreza terminó con éxito, la revitalización rural comenzó en serio, trayendo no solo sonrisas y energía a personas como Wang, sino también prosperidad y objetivos de vida. De hecho, hoy, el trabajo de Wang de recolectar hongos le da un ingreso anual de 40.000 yuanes (u$s 6.260).

Esa magia económica rural ha sido posible gracias a una base de demostración de tecnología agrícola moderna construida en Miaowan hace tres años. Con el apoyo del gobierno local, la agricultura ecológica, que reduce el impacto de los humanos en la naturaleza, se ha convertido en una industria clave aquí. Wang afirmó que es consciente de que la agricultura ecológica es algo bueno porque protege el suelo, el agua y el clima, promueve la biodiversidad y no contamina el medio ambiente con productos químicos.

Ese conocimiento se lo tiene que agradecer a Sun Xiaoshan, propietario de una mina de carbón local. Hace unos tres años, Sun descubrió que algunos hogares en un pueblo vecino llamado Liulin comenzaron a plantar hongos shiitake. Compraron varillas de cultivo para hongos comestibles y cultivaron ese tipo de setas en casa. Las cosechas de gran frecuencia trajeron mayores ingresos a los agricultores que hasta ahora plantaban granos en las montañas.

Así que Sun comenzó con Tongchuan Dexiang Industrial Co Ltd en septiembre de 2017 invirtiendo más de 70 millones de yuanes, luego de recibir 40 millones de un fondo administrado por el Gobierno. Durante los últimos tres años, la startup, que emplea a Wang entre otros, estableció bases para cultivar hongos shiitake en Miaowan. Los ingresos anuales de esta empresa emergente son ahora de casi 2,4 millones de yuanes.

El fondo gubernamental que financió Tongchuan Dexiang se creó para la “revitalización rural”, el objetivo de seguimiento de China de una campaña de ocho años de alivio de la pobreza que ayudó a erradicar la pobreza absoluta y la pobreza regional en general en 2020. La estrategia de revitalización rural fue anunciada por los mandatarios del país en 2017.

El Ministerio de Hacienda anunció la creación de un grupo líder especial y una oficina en nombre de la revitalización rural el 12 de mayo, para garantizar que los fondos de apoyo se puedan entregar a miles de aldeas de manera oportuna. El Gobierno central tiene previsto asignar este año 156,1 mil millones de yuanes al fondo de asistencia para la revitalización rural, anteriormente llamado fondo especial para el alivio de la pobreza. Si eso sucede, la asignación habrá aumentado en 10 mil millones de yuanes, o un 7 %, desde la cifra del año anterior, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda.

Las autoridades de China han identificado un período de cinco años a partir de 2021 como una transición entre los dos impulsos: del alivio de la pobreza a la revitalización rural. Y durante el período, el Gobierno gastará continuamente grandes cantidades de dinero para promover industrias con ventajas competitivas en regiones subdesarrolladas, planeando aumentar el gasto año tras año.

Yang Lei, director del departamento de hacienda del gobierno municipal de Tongchuan, señaló que los subsidios fiscales se han incrementado para apoyar el desarrollo rural y mejorar el sistema de servicios comerciales para la agricultura, que se enfoca en crear un sistema moderno de operaciones comerciales agrícolas.

Según Wei Zhaofeng, jefe de gobierno de Miaowan, las autoridades locales han integrado y coordinado el uso de fondos fiscales para construir nuevas bases para el cultivo de hongos. Su propiedad pertenece a los colectivos del pueblo que confían la gestión a empresas privadas y cobran las tarifas de los contratos de los propietarios de negocios individuales, indicó Wei.

Con el apoyo financiero del gobierno local, el número de bases en el “pueblo de los hongos shiitake” crecerá este año. Más aldeanos pueden alquilar los invernaderos en Miaowan y su vecindario e invertir en el nicho comercial emergente. “Este será el segmento comercial líder para que los residentes locales aumenten sus ingresos”, sostuvo Wei.

Temas relacionados: