Fama mundial

La isla de Hainan y un chocolate de primera

El cacao local gana fama mundial, genera ingresos e impulsa el desarrollo regional

La provincia de la isla tropical de Hainan se ha unido a la jerarquía de los lugares de origen célebres del chocolate. Pierre Marcolini, un maestro chocolatero de categoría mundial, tuvo un papel importante en esta transformación al presentar los chocolates Grand Cru de Hainan en sus tiendas insignia en línea en el mes de junio. “Este es un Grand Cru fantástico”, expresó. “Siento un ligero amargor, muy agradable, sin astringencia, con notas cítricas de pomelo. Es extraordinario”.

El chocolatero belga habló por video sobre sus últimos productos de barra hechos con granos cultivados en Hainan, un lugar que dijo haber conocido por casualidad. Grand Cru, que significa gran crecimiento en francés, fue originalmente un clasificador de vinos finos.

Marcolini, siempre en busca de nuevos recursos en sus frecuentes y trascendentales viajes, conoció la isla en 2017 en la revista de Estados Unidos International Journal of Food Properties. Afirmó que los científicos chinos habían desarrollado una nueva variedad de cacao en Hainan, un lugar ya conocido por las frutas tropicales y plantas económicamente importantes como pimienta negra, vainilla, café, pandano, yaca, árbol del pan, mango, litchi y manzana de Java. El cacao es la planta que produce las semillas comúnmente llamadas “granos de cacao” a partir de las cuales se elaboran el cacao y el chocolate.

A fines de 2020, se enviaron 500 kilogramos de granos de cacao a Bruselas, la principal ciudad del mundo para el chocolate, desde el área de Xinglong de Wanning en la costa este de Hainan. El ambiente húmedo de la isla, que incluye una biodiversidad dinámica, aportó cualidades únicas a los granos de cacao, incluida una calidad fina y texturas y sabores especiales. Esto cautivó a Marcolini, quien pidió a sus representantes en China que investigaran el grano. “Esta es la primera vez que China exporta sus granos de cacao producidos localmente”, señaló Qin Xiaowei, subdirector del Instituto de Investigación de Especias y Bebidas de la Academia de Ciencias Agrícolas Tropicales de China y autor principal del artículo que presentó Hainan a Marcolini. “El acuerdo demostró que el mundo ha reconocido nuestros estándares de producción y calidad de cacao”, sostuvo Qin.

Según informes locales, Marcolini ha realizado dos pedidos adicionales de granos de Xinglong. Después de enterarse de que Hainan está construyendo el puerto de libre comercio más grande del mundo y ha promulgado exenciones fiscales sobre las importaciones de materias primas y equipos de producción para fomentar la inversión, Marcolini señaló que esperaba visitar las plantaciones de cacao de Hainan en persona y conocer la cultura local, y podría considerar abrir una tienda libre de impuestos que venda chocolates hechos con granos de cacao de calidad de Hainan, según los informes.

Mark Huestch, descendiente de una familia eminente conocida por su negocio de chocolate en Estados Unidos, señaló que también estuvo impresionado por la excelente calidad de los granos locales durante una gira reciente para inspeccionar el proceso de siembra y fermentación en Hainan. “Los granos de cacao de Hainan tienen un sabor único, con fuerte gusto a frutos rojos y nueces”, afirmó Huestch, y agregó que recomendaría sus productos de chocolate hechos con granos de Hainan a los consumidores estadounidenses. “Con un número creciente de pedidos que llegan de productores de alimentos en el país y en el extranjero, la producción de cacao de Hainan simplemente no puede satisfacer la demanda del mercado”, señaló Li Fupeng, director del Centro de Investigación del Cacao de la Academia de Ciencias Agrícolas Tropicales de China, en el Jardín Botánico Tropical de Xinglong, una base para la preservación de plantas tropicales y subtropicales en China.

Si bien la plantación conocida de cacao se remonta a miles de años en América Latina, el cultivo de cacao de Hainan se puede rastrear solo hasta la década de 1950, cuando los chinos que regresaron desde el extranjero trajeron semillas y las cultivaron en granjas y en los patios de sus hogares en Hainan. El área de cultivo de cacao alcanzó una vez cerca de 667 hectáreas en 2004, luego de esfuerzos de promoción a gran escala en los años ochenta y noventa. Pero el área se redujo a unas 133 hectáreas debido, principalmente, a la escasa demanda del mercado y la insuficiencia de equipos y tecnologías de procesamiento, indicó Li.

Durante los últimos 60 años, científicos del Instituto de Investigación de Especias y Bebidas han creado un vivero para 500 variedades de cacao, lo que convierte a China en una base importante en la protección, evaluación y utilización innovadora de los recursos de germoplasma de cacao. Se han desarrollado 21 nuevas variedades mediante el mejoramiento sistemático y la hibridación artificial, con altos rendimientos, contenido de grasa y tolerancia al frío. La tecnología y los estándares para el cultivo de cacao en China han alcanzado niveles avanzados, según la Academia de Ciencias Agrícolas Tropicales de China. “El rendimiento anual de Reyin Nro. 4, la primera variedad de cacao de China con derechos de propiedad intelectual independientes, ha alcanzado los 1.600 kilogramos por hectárea, 3,5 veces superior al promedio mundial. Tiene un sabor único, buena calidad y es rico en polifenoles”, sostuvo Li. Los polifenoles son compuestos que pueden tener beneficios para la salud.

Sin embargo, con un área de siembra limitada, Hainan está en una mala posición para competir con los grandes países productores de cacao en términos de producción de granos de cacao de su industria, sostuvo. Hainan debería explorar un camino industrial que sea “a pequeña escala, pero atractivo y exquisito en calidad”.

Hainan está promoviendo el cultivo de árboles de cacao tolerantes a la sombra en bosques de caucho, cocoteros y palmeras areca, una práctica conocida como “economía debajo de los árboles”. “Al tiempo que aumentamos la producción por unidad de tierra, hemos descubierto que plantar árboles de cacao en los bosques de cocoteros puede desempeñar un papel en la protección del crecimiento de las raíces de los cocoteros, una práctica que no solo favorece la construcción de un ecosistema agroforestal complejo y el mantenimiento de la fertilidad del suelo, sino que también ayuda a los agricultores a generar más ingresos en un solo lugar”, señaló Li.

Con un reconocimiento cada vez mayor de las características especiales y la calidad de los granos de cacao de Hainan, más empresas nacionales y extranjeras buscan hacer negocios con la provincia insular, señaló Liao Zirong, director del centro de transferencia de tecnología internacional de agricultura tropical de Hainan de la Academia de Ciencias Agrícolas Tropicales de China. Cada vez más agricultores locales se dirigen al centro, pidiendo orientación técnica para cultivar nuevas variedades de árboles de cacao, comentó Liao.

El Instituto de Investigación de Especias y Bebidas ha llegado a acuerdos con organismos e instituciones internacionales como el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, la Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical, y la Universidad de Ghent de Bélgica para impulsar la colaboración y los intercambios futuros en innovación científica y tecnológica, capacitación de talentos, actualizaciones técnicas y desarrollo de marca, comentó Qin. Trabajarán juntos para promover el desarrollo de alta calidad de la industria del cacao en Hainan, agregó.

Temas relacionados: