Desarrollo

La inversión, una atracción irresistible

Se registró un aumento del 37,9 % en el uso real de capital extranjero en los primeros dos meses del año

En medio de la búsqueda de China de un desarrollo de alta calidad y reformas estructurales económicas, el país se ha vuelto cada vez más atractivo para los inversores extranjeros debido a las perspectivas de desarrollo a largo plazo y un entorno empresarial en constante mejora, afirmaron los analistas.

Los comentarios tuvieron lugar luego de que el Ministerio de Comercio anunciara un aumento del uso real de capital extranjero de un 37,9 % interanual a 243.700 millones de yuanes (u$s 38.330 millones) en los primeros dos meses del año.

Eso equivale a u$s 37.860 millones en términos de dólares estadounidenses, un crecimiento interanual del 45,2 %, informó el ministerio.

“Entre el impacto de la pandemia y otras incertidumbres globales, China ha logrado un desempeño económico estable y creciente, y su clima de negocios sigue mejorando, gracias a varias medidas políticas que las autoridades chinas han adoptado para crear un mejor entorno de crecimiento para las empresas”, sostuvo Bai Ming, subdirector de investigación del mercado internacional de la Academia de Comercio Internacional y Cooperación Económica de China.

“Eso convierte a China en un destino perfecto para las inversiones extranjeras que buscan no solo rentabilidad, sino también seguridad”, señaló Bai, a la vez que agregó que los casos locales recientes de Covid-19 no amenazarán el desarrollo económico estable de China ni el creciente atractivo para los inversores extranjeros.

Zhou Mi, investigador superior de la academia, también indicó que el desempeño mejor de lo esperado de China en la atracción de inversión extranjera directa (IED) durante el período refleja la confianza de los inversionistas extranjeros en las perspectivas de desarrollo del país y la creciente importancia del mercado chino para ellos.

Los analistas destacaron que las rápidas tasas de crecimiento de la IED en servicios e industrias de alta tecnología también son una demostración de los logros que la economía china ha alcanzado en la transición hacia un camino de desarrollo que se enfoca más en la innovación y la calidad.

El uso real de la inversión extranjera en el sector de servicios entre enero y febrero totalizó 175.700 millones de yuanes, un 24 % más que en enero y febrero del año pasado, informó el ministerio.

La inversión en industrias de alta tecnología aumentó un 73,8 % interanual. En concreto, la inversión en manufactura de alta tecnología registró un incremento del 69,2 %, y la en servicios de alta tecnología, un 74,9 %.

El rápido crecimiento de la inversión extranjera en el sector de servicios y las industrias de alta tecnología refleja el rápido desarrollo de China en áreas vinculadas, sostuvo Zhou. “El fenómeno se ha producido en medio de la tendencia mundial de una mayor actividad económica en línea, como las transacciones pertinentes a la pandemia y el progreso tecnológico. Más importante aún, con un énfasis creciente en el desarrollo impulsado por alta tecnología, China ha estado creando condiciones más favorables para fomentar la inversión extranjera en sectores relacionados”, señaló.

Las reformas del país en manufactura han presentado oportunidades de rápido crecimiento para los inversores extranjeros en áreas de alta tecnología, lo que ha resultado en una mejora evidente en la estructura y calidad de la IED del país, señaló Bai.

Los continuos esfuerzos de China para atraer inversión extranjera, incluida la eliminación de listas negativas, la implementación de la nueva Ley de Inversión Extranjera, las pruebas en zonas piloto de libre comercio y el puerto de libre comercio de Hainan, han creado un mejor entorno de negocios, sostuvo.

Según Zhou, la creciente cantidad de IED de las economías que participan en la Iniciativa de la Franja y la Ruta y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) refleja una cooperación comercial y económica más estrecha entre China y esas economías. El auge económico de las regiones centrales, gracias a la creación acelerada del mercado interno unificado de China, también las hace más atractivas para los inversores extranjeros, señaló.

La IED de las economías que participan en la Iniciativa de la Franja y la Ruta aumentó un 27,8 % interanual, y la de los estados miembros de la ASEAN, un 25,5 %. Mientras la IED en China central y en las regiones orientales y occidentales incrementó un 74,9 %, un 36,6 % y un 13 %, respectivamente, indicó el ministerio.

Temas relacionados: