Crecimiento económico

La economía del país se acelerará en 2024

Se prevé un crecimiento estable del PBI con más políticas de estímulo

Es probable que la economía de China acelere su ritmo y crezca de manera constante en 2024 después de una recuperación destacada el año pasado, impulsada por el aumento gradual de la demanda interna y con más políticas de estímulo en camino, señalaron funcionarios y economistas.

Mientras la economía en general sigue enfrentándose a las presiones de una crisis inmobiliaria, la falta de demanda efectiva y los riesgos asociados con la deuda de los gobiernos locales, los economistas dijeron que el país necesita fijar un objetivo de crecimiento anual del PBI de alrededor del 5 % para aumentar la confianza empresarial, y que las medidas de alivio deberían centrarse en el sector inmobiliario y medidas fiscales.

El 17 de enero, el Buró Nacional de Estadísticas indicó que el PBI de China creció un 5,2 % el año pasado a 126 billones de yuanes (u$s 17,63 billones), superando el objetivo de crecimiento anual preestablecido del país de alrededor del 5 %.

“La tasa de crecimiento de China del 5,2 % es superior a la tasa de crecimiento global prevista de alrededor del 3 %, superando a muchas economías importantes”, sostuvo Kang Yi, director del Buró Nacional de Estadísticas. “Se prevé que China contribuyó con más del 30 % del crecimiento económico mundial el año pasado, lo que la convierte en el principal motor del crecimiento global”.

A pesar de las dificultades que se avecinan, Kang afirmó que China tiene muchas ventajas y cuenta con muchas oportunidades que superan esos desafíos.

Señaló que la economía de China seguramente se recuperará de manera constante este año, debido, entre otras cosas, a la continua profundización de las reformas y al amplio alcance de las políticas.

Louise Loo, economista principal del grupo de expertos británico Oxford Economics, sostuvo: “Hay muchos motivos para ser positivos con las cifras reportadas por China al final del año. La depresión cíclica probablemente haya quedado atrás”.

Es probable que la producción industrial se acelere como resultado de un mejor uso de la capacidad, mayores ganancias industriales y necesidades de reabastecimiento prospectivas, agregó.

Esta producción ya está mostrando signos de mejora: la producción industrial de valor agregado de China creció un 6,8 % en diciembre.

Para mantener el actual impulso de crecimiento será necesario un esfuerzo de estímulo continuo y coordinado durante los próximos trimestres, afirmó Loo.

Zou Yunhan, subdirectora de la oficina de investigación macroeconómica del Departamento de Previsión Económica del Centro Estatal de Información, sostuvo que espera que la economía del país crezca alrededor del 5 % este año.

“El impulso de la recuperación económica de China está a punto de experimentar una mayor consolidación, promovida por un sólido apoyo político, el avance de la transformación y modernización industrial y la continua profundización de las reformas”, señaló.

Yu Yongding, miembro de la Academia de Ciencias Sociales de China, indicó que es probable que las contribuciones del consumo y las exportaciones netas al crecimiento del PBI sean menores en comparación con el año pasado y que, por lo tanto, la formación de capital desempeñará un papel más importante en el mantenimiento de un alto crecimiento este año.

Agregó que China debería fijar un objetivo de crecimiento anual de al menos el 5 %, y que la atención debería centrarse en ampliar las tasas de déficit fiscal presupuestadas y aumentar los bonos del Tesoro para proporcionar financiación para la inversión en infraestructura.

Temas relacionados: