Desarrollo mundial

La BRI trae resultados tangibles a todo el mundo

El libro blanco presenta los logros y el potencial adicional

Los hechos y cifras impactantes incluidos en el documento político integral presentado recientemente por China sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés), que ya lleva 10 años en marcha, son una ilustración convincente de los resultados inmensos y tangibles logrados por la nación y sus socios, y resaltan el potencial para un mayor crecimiento de la visión histórica, afirmaron los expertos.

Realizaron estas observaciones mientras la Oficina de Información del Consejo de Estado de China celebraba una conferencia de prensa el 10 de octubre en Beijing para publicar un libro blanco titulado “La Iniciativa de la Franja y la Ruta: Un pilar clave de la comunidad global de futuro compartido”.

En septiembre y octubre de 2013, el presidente Xi Jinping propuso iniciativas para construir conjuntamente una Franja Económica de la Ruta de la Seda y una Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, que se conoció como la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

En la última década, la BRI “ayudó a resolver los desafíos del desarrollo mundial y mejorar el sistema de gobernanza global” y “también abrió un nuevo camino hacia la modernización para toda la humanidad”, indica el libro blanco.

Al señalar que la BRI es “un camino público abierto a todos, no un trayecto privado propiedad de un solo partido”, el documento decía que la visión “está libre de cálculos geopolíticos”.

“Los países de Eurasia, África, América y Oceanía son bienvenidos a participar en la iniciativa, independientemente de su sistema político, antecedentes históricos, cultura, etapa de desarrollo, ideología o creencias religiosas, siempre que busquen un desarrollo común”, continúa el documento oficial.

Cong Liang, subdirector de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, señaló que las importaciones y exportaciones totales de China con los países participantes de la BRI alcanzaron los u$s 19,1 billones en el período 2013-2022, registrando una tasa de crecimiento anual promedio del 6,4 %.

Durante la última década, los esfuerzos de los países para construir conjuntamente la Franja y la Ruta “han generado el cambio de un concepto a acciones, y de una visión a la realidad”.

Guo Tingting, viceministra de Comercio, señaló que la inversión bidireccional entre China y otros países involucrados en la BRI ascendió a más de u$s 380.000 millones entre 2013 y 2022, entre los cuales la inversión directa de China en el exterior superó los u$s 240.000 millones.

Estos países “también han invertido activamente en China y compartido las oportunidades de desarrollo de la nación, con un total acumulado de más de u$s 140.000 millones invertidos durante la última década y cerca de 67.000 nuevas empresas constituidas en el país”, sostuvo.

Wang Yiwei, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales y director del Instituto de Asuntos Internacionales de la Universidad Renmin de China, señaló que durante los últimos 10 años, “la BRI ha encontrado la clave para estimular el crecimiento económico, ya que cataliza la construcción de infraestructura, la reconfiguración de las cadenas productivas y las negociaciones sobre inversiones y facilitación del comercio”.

“Avanzar en el alivio de la pobreza, reducir la disparidad de riqueza e impulsar una gobernanza global eficaz son los tres efectos principales del enfoque de la BRI en infraestructura y conectividad”, sostuvo.

Temas relacionados: