Cooperación internacional

La BRI fomenta la fe en la colaboración económica

El comercio digital, la nueva infraestructura y la conservación de energía se encuentran entre las áreas clave de crecimiento

Los continuos esfuerzos de China para promover la construcción conjunta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) transmitirán más confianza y fortaleza al mundo en la colaboración económica a pesar de las crecientes incertidumbres y desafíos externos, incluidos la pandemia y los conflictos geopolíticos, señalaron analistas y expertos.

Se espera que la BRI, la plataforma de cooperación internacional más grande del mundo y con un número creciente de miembros, continúe contribuyendo a la recuperación económica mundial, agregaron.

Realizaron estas declaraciones después de que Sheng Qiuping, ministro adjunto de Comercio, dijera en Beijing que China continuará promoviendo la colaboración global de alta calidad bajo la Iniciativa de la Franja y la Ruta mediante el trabajo para consolidar los fundamentos de la iniciativa, expandir nuevas áreas de colaboración y construir proyectos emblemáticos.

“Aprovecharemos aún más el potencial del comercio con las economías de la Franja y la Ruta y fomentaremos más importaciones de productos de calidad”, afirmó Sheng. “Seguiremos ampliando la colaboración de mercado tripartita y de múltiples partes para promover una conectividad fluida entre la industria y las cadenas de suministro. Aceleraremos la construcción de una red de áreas de libre comercio que cubra más economías de la BRI y promoveremos la liberalización y facilitación del comercio y la inversión”.

China promoverá la colaboración en muchas áreas, incluyendo el comercio digital, la nueva infraestructura, la nueva energía, la conservación de energía, la protección ambiental y la infraestructura verde, ya que los países están cada vez más dispuestos a trabajar juntos en la economía digital y la economía baja en carbono, señaló.

Según los analistas, la BRI es inclusiva y ofrece una plataforma internacional confiable para que los países y regiones se unan con el objeto de buscar un nuevo impulso de crecimiento respetando las diferencias de los demás. Eso es especialmente importante, ya que la economía mundial continúa sufriendo cadenas de suministro estresadas y expectativas debilitadas, señalaron.

“Bajo las circunstancias actuales, la colaboración económica y comercial mundial enfrenta mayores desafíos, desde la inestabilidad de las cadenas de suministro hasta la pérdida de confianza en la cooperación”, sostuvo Zhou Mi, investigador superior de la Academia de Comercio Internacional y Cooperación Económica de China. “La BRI es muy importante para facilitar la aceleración de la recuperación económica mundial por su carácter inclusivo que permite ajustes acordes a estas nuevas situaciones”.

Por ejemplo, China ha jugado un papel importante en la lucha contra la pandemia y la facilitación de la reanudación de la producción y los negocios en otros países al proporcionar bienes y servicios de calidad, gracias a su control efectivo de COVID-19 y un crecimiento económico estable.

China se centrará en la agricultura, el alivio de la pobreza, el saneamiento, la salud y otros sectores y dará prioridad a la generación de más proyectos “pequeños e interesantes” para mejorar la sensación de ganancia entre las personas de los países anfitriones, sostuvo Sheng.

China también diversificará los mecanismos de colaboración con otros países, continuará realizando importantes exposiciones internacionales y regionales, mejorará el estándar de los intercambios económicos y comerciales y la cooperación en todos los niveles, y brindará mejores servicios y garantías para la construcción conjunta de la Franja y la Ruta. También promoverá la colaboración internacional contra la pandemia, fortalecerá varias evaluaciones de riesgos, monitoreo y alertas tempranas, y regulará mejor las actividades comerciales de las empresas chinas en el extranjero.

Wu Huimin, directora general del Instituto Global de CICC (China International Capital Corporation Limited) elogió los logros de la BRI en muchas áreas, incluidas la infraestructura, la energía y las finanzas verdes.

Wu sugirió que China amplíe su colaboración con las economías de la Franja y la Ruta para abordar el cambio climático a través de esfuerzos como el uso de financiamiento verde para aumentar la inversión verde y la creación de una plataforma internacional de intercambio de desarrollo verde para promover el desarrollo global en áreas como energía, tecnología y manufactura.

Lin Shen, investigador del Instituto de Economía y Política Mundial de la Academia de Ciencias Sociales de China, señaló que China, como el país en desarrollo más grande del mundo, comprende las necesidades de muchos países en desarrollo a lo largo de la Franja y la Ruta para el desarrollo económico.

Las experiencias y las tecnologías que China ha acumulado a lo largo de su desarrollo, especialmente en la economía digital y la economía baja en carbono, son especialmente útiles para satisfacer la demanda de productos y servicios de otros países en desarrollo, y el enorme mercado interno de China también facilita el crecimiento de las exportaciones de las economías de la BRI, sostuvo Lin.

Temas relacionados: