Diario Uno > China Watch > Juegos Olímpicos

Juegos Olímpicos de Invierno de 2022: Beijing quiere ser el mejor anfitrión

A pesar del impacto de la pandemia, Beijing está haciendo todo lo posible en su último año de preparativos para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, guiado por los principios de seguridad, simplicidad y excelencia

A pesar del impacto persistente de la pandemia de COVID-19, Beijing está haciendo todo lo posible en su último año de preparativos para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, guiado por los principios de seguridad, simplicidad y excelencia.

Después de ser anfitrión de los Juegos de Verano en 2008 con un gran éxito en el mundo, Beijing se prepara nuevamente para la acción olímpica a medida que los organizadores de 2022 ingresan a la recta final. Los objetivos son claros: organizar unos Juegos de Invierno de un nivel superior con énfasis en la sostenibilidad, el legado y, lo más importante, la seguridad en medio de la pandemia.

Te puede interesar...

Doce meses antes de la ceremonia de apertura del 4 de febrero del próximo año, y asegurando los más altos estándares internacionales, se terminaron las 12 sedes de competencia en tres zonas: el centro de Beijing, el distrito de Yanqing en el noroeste de la ciudad y el co-anfitrión Zhangjiakou en la provincia de Hebei. Las instalaciones adicionales para funciones que no son de competencia estarán listas en septiembre. Por su parte, los equipos de operación de las sedes están en todos los sitios de competencia a fin de realizar pruebas en las instalaciones, elaborar planes de competencia y capacitar al personal dedicado a prepararse para un programa de pruebas deportivas adaptado, que reemplaza al plan original que involucraba a atletas internacionales debido al impacto de la pandemia.

Cuando el presidente Xi Jinping realizó una visita de inspección a las zonas de competición en enero, destacó la necesidad de los incansables esfuerzos de los organizadores para cumplir la promesa del país de ofrecer unos excelentes Juegos de Invierno, pidiendo que el trabajo preparatorio se lleve a cabo con la “mayor perfección”, incluso durante un momento tan desafiante.

Como parte de una campaña nacional iniciada por Xi, China está desarrollando un ambicioso plan para que participen 300 millones de personas en actividades de deportes invernales el próximo año. “Es realmente un suceso histórico para el desarrollo global de los deportes invernales”, señaló Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional.

Haciendo eco de la orientación del Gobierno central, los organizadores de Beijing 2022 estuvieron reajustando todos los aspectos de su trabajo, desde el funcionamiento del lugar hasta la comunicación internacional y los servicios de los Juegos, para continuar con cautela en circunstancias siempre cambiantes, tomando las medidas contra el COVID-19 en el centro.

El comité organizador identificó 11 tareas clave, incluida la optimización de la operación de estadios, la elaboración de protocolos sobre el control de la pandemia, la finalización de los horarios de competencia y la planificación para el desarrollo posterior a los Juegos. Así, sin comprometer sus estándares de excelencia, los organizadores han optado por un enfoque más práctico y simplificado para el último año de preparativos con el objeto de garantizar que los Juegos se desarrollen de manera segura y según lo programado, sostuvo Zhang Jiandong, vicepresidente ejecutivo del comité organizador.

En una reunión online del 1 de febrero para abordar las preocupaciones de 84 Comités Olímpicos Nacionales sobre los preparativos de Beijing, Bach manifestó: “Será un gran momento para unir al mundo en un espíritu de paz, solidaridad y amistad. A pesar de los muchos desafíos de la pandemia a la que todavía nos enfrentamos, ya podemos decir con gran confianza que China está lista para dar la bienvenida a los mejores atletas de deportes de invierno del mundo para unos inolvidables Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022”.

El centro de Beijing albergará todos los deportes de hielo, y la mayoría de los eventos de nieve se realizarán en el distrito de Yanqing de la capital y Zhangjiakou.

El único estadio de hielo recién construido en el centro de Beijing, el Óvalo Nacional para Patinaje de Velocidad, conocido como “Cinta de Hielo” debido a sus llamativas vigas de iluminación exteriores, le ha dado al mundo una idea del futuro de los Juegos Olímpicos. Los organizadores describen la pista como una de las más rápidas del mundo gracias al uso de diseños y tecnologías de avanzada. Con la superficie de hielo más grande de Asia, de 12.000 metros cuadrados, el óvalo es el primer lugar olímpico de patinaje de velocidad que fabrica hielo con un sistema de enfriamiento ecológico que implica el uso de dióxido de carbono como refrigerante, en lugar de la sustancia nociva Freón.

El nuevo sistema permitirá a los patinadores llevar su velocidad al límite gracias a la temperatura y la densidad uniformes de la superficie del hielo. Wang Beixing, directora de la competencia de patinaje de velocidad del comité organizador, se enorgullece del potencial del lugar para generar récords mundiales. “Aún depende de los atletas si esta pista es lo suficientemente rápida, pero se siente bien”, señaló Wang, la medallista de bronce en los 500 metros femeninos en los Juegos de Vancouver 2010, después de una prueba en enero. “Es bastante plana y lisa, quizás un poco suave, pero bastante buena para los velocistas”.

Como uno de los lugares de entrenamiento para hockey sobre hielo, el Centro de Deportes sobre Hielo de Wukesong ha tomado forma junto al icónico estadio de Wukesong, impresionando a los expertos internacionales con condiciones iguales que la pista de competencia en el edificio principal. “Normalmente, los lugares de entrenamiento no son tan agradables como este”, indicó el técnico estadounidense de fabricación de hielo Nelson Don Moffatt después de una inspección en enero. “Eran simplemente parte de un estadio muy sencillo. Y esto es brillante, hermoso y grande, lo que lo hace tan impresionante”.

Construido con materiales reciclados y alimentado con energías renovables, el centro de formación también se destaca como modelo de eficiencia energética. Los planes para que el edificio acoja competiciones y actividades de ocio después de los Juegos se alinean con la visión de los organizadores locales de hacer que los Juegos sean ecológicos y sostenibles.