Diario Uno > China Watch > Proyectos

Inversión extranjera: aprobaciones más rápidas

Optimizar los procedimientos facilitará el camino hacia los mercados e impulsará la financiación general

La eliminación y simplificación de los procedimientos de aprobación para ciertos proyectos con inversión extranjera atraerá y ayudará a las compañías extranjeras y, al mismo tiempo, beneficiará la inversión general en China este año, estiman los expertos.

En un documento recién publicado, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma informó que los proyectos con inversión extranjera de menos de u$s 30 millones no necesitarán seguir los procedimientos de presentación para su aprobación. Además, la aprobación de proyectos por valor de más de u$s 30 millones y menos de u$s 300 millones será delegada por las autoridades de nivel ministerial a las provinciales. Estos proyectos deben estar en sectores cubiertos por el Catálogo de industrias para fomentar la inversión extranjera del país.

Te puede interesar...

Los cambios se anunciaron en el marco de una directriz más amplia que la comisión emitió el 22 de marzo para facilitar y agilizar aún más los proyectos de inversión.

Según los datos del Centro Académico de Práctica Económica y Pensamiento de China de la Universidad de Tsinghua en Beijing, la mayoría de los proyectos con inversión extranjera de menos de u$s 30 millones y que califican según el catálogo de industrias son pequeños y medianos proyectos vinculados a las industrias de investigación científica y tecnológica, software y manufactura, sostuvo Guo Meixin, investigadora principal del centro.

Los proyectos que valen entre u$s 30 millones y u$s 300 millones tienen más probabilidades de ser de tamaño mediano. “Los gobiernos a nivel provincial, la mayoría de las veces, conocen más en detalle estos proyectos de inversión que la comisión”, señaló Guo. “Darles tal autoridad ayudará a formar un vínculo positivo entre los gobiernos locales y las compañías extranjeras”.

Michael Mei, vicepresidente de Smiths Group, fabricante británico de bienes industriales que opera en más de 50 países, ve los ajustes como el último esfuerzo de China para profundizar la reforma, promover la apertura y mejorar aún más el entorno empresarial del país. “La eliminación de los requisitos de presentación anteriores facilitará los procedimientos de inversión para los inversores extranjeros y mejorará nuestra eficiencia. Será propicio para atraer a las compañías extranjeras a fin de que monten más proyectos en China a un ritmo más rápido”.

Bai Ming, subdirector del Instituto de Investigación de Mercados Internacionales del Ministerio de Comercio, sostuvo que los cambios para aprobar proyectos de menos de u$s 30 millones eran un paso importante. “Los proyectos de inversión más chicos necesitan una mayor flexibilidad para satisfacer las demandas del mercado y son mucho más sensibles a una situación económica en evolución”, señaló. “Suele suceder que cuando se completan los procedimientos de presentación, la época de oro para la inversión ya se ha ido”. Con el avance del país en la simplificación de los procedimientos administrativos y la optimización del papel de las funciones gubernamentales, los cambios en la aprobación de proyectos más pequeños deberían realizarse sin problemas cuando se lleve a cabo la supervisión del cumplimiento, agregó.

Bai sostuvo que China ha estado trabajando arduamente para ampliar el acceso al mercado para los inversores extranjeros. Los ítems de la lista negativa para inversores extranjeros en China se han reducido de 93 a 33. De hecho, el informe del Banco Mundial Haciendo Negocios 2020 indicó que China tuvo un récord de ocho reformas comerciales el año pasado y ocupó el puesto 31 entre 190 países en términos de facilidad para hacer negocios.

“La inversión extranjera jugará un papel cada vez más visible en la estabilización de la economía china a través de la creación de empleo y la estabilización de las cadenas de suministro y producción”, señaló Bai. “Estos incentivos políticos seguirán poniendo las cosas fáciles para los inversores extranjeros y les ayudarán a disfrutar de servicios gubernamentales accesibles en China”.