A medida que las corporaciones multinacionales lanzan más proyectos de manufactura de alto nivel en Shanghai y sus alrededores, el entorno empresarial y la cadena industrial en la región del delta del río Yangtsé demuestran ser atractivos para la inversión extranjera, lo que ayudará a impulsar la mejora industrial del país, según dicen los expertos.

“La demanda creciente de productos de nylon de alta calidad en China y la región de Asia y el Pacífico y la optimización continua del entorno comercial en Shanghai nos ha dado la confianza para continuar invirtiendo aquí”, señaló Jeff Gentry, presidente y director ejecutivo de Invista.

Invista, un fabricante estadounidense de productos químicos intermedios, polímeros y fibra, anunció su mayor inversión de capital en junio al invertir más de mil millones de dólares en la construcción de una planta de adiponitrilo (ADN) de 400.000 toneladas métricas en el Parque Industrial de Químicos de Shanghai. Se espera que la planta inicie la producción en 2022 e incorpore en China la última tecnología de ADN de Invista para satisfacer la demanda local.

“Una vez que la planta de ADN esté terminada, Shanghai contará con la instalación de producción integrada de nylon más importante del mundo, desde ADN a polímeros de alto rendimiento”, sostuvo Kyle Redinger, vicepresidente de productos intermedios de nylon de Asia y el Pacífico de Invista. El proyecto ha recibido el apoyo del gobierno, socios y clientes en todo el proceso, señaló Redinger.

Liu Mingyu, profesor adjunto de la facultad de administración de la Universidad de Fudan, comentó: “Los gobiernos locales en la región del delta del río Yangtsé han estado mejorando el entorno comercial de forma constante en consonancia con las convenciones internacionales, lo que incluye incrementar la eficiencia de los servicios públicos, mejorar la experiencia empresarial, garantizar la transparencia y la equidad de la competencia del mercado y la protección de la propiedad intelectual”.

Los expertos sugirieron que la flexibilidad y la capacidad de adaptación de la gestión urbana también ayuda a la región a aumentar la confianza de los inversores. “He vivido en muchas ciudades diferentes en todo el mundo y, desde una perspectiva comercial corporativa, lo que me ha impresionado más es el apoyo y servicio generalizado de los gobiernos locales. Como planificadores, nos han aportado un entorno comercial excelente”, sostuvo Cui Xiaojun, director ejecutivo de KraussMaffei China. El 18 de junio, la empresa matriz de Cui, KraussMaffei de Alemania, inauguró una nueva planta en Jiaxing, provincia de Zhejiang, a unos 100 kilómetros al suroeste de Shanghai. KraussMaffei, un fabricante de maquinaria y sistemas para la producción y el procesamiento de goma y plásticos, planea aumentar aún más su capacidad local y ofrecer a los clientes soluciones integrales. La nueva planta duplicará la capacidad de producción en China, señaló Cui. “Además de unas pocas partes centrales, podemos encontrar casi todo lo que necesitamos dentro de la cadena completa de suministro de la región”.

Las principales ciudades de la región del delta del río Yangtsé han instaurado sus propias posiciones claras en el desarrollo de alta calidad de industrias especializadas y las ciudades vecinas aportan suficientes industrias de apoyo asociadas, comentó Liu de la Universidadde Fudan. “De acuerdo con sus ventajas comparativas, las ciudades de toda la región han atraído a varias industrias y formado cadenas industriales integradas en diferentes niveles. Esto se aplica para atraer a talentos. Sin importar si son expertos de primer nivel, talentos gerenciales de nivel medio o trabajadores industriales, los corporativos siempre pueden encontrar los empleados que buscan dentro de los amplios recursos humanos de la región del delta del río Yangtsé”.

KraussMaffei puede encontrar todo tipo de talento en la región del delta del río Yangtsé, sean trabajadores de fábrica de alta calidad o personal senior de administración, señaló Cui. De hecho, con su nueva planta en el centro del grupo industrial innovador de primera clase en Zhejiang, KraussMaffei espera poder aprovechar la cadena de suministro local y trabajar con socios para facilitar la mejora industrial de las industrias de fabricación inteligente de goma y plásticos de China.

Johnson & Johnson entregó recientemente su primer sistema de imágenes endoscópicas 4K de ultra definición en Suzhou, provincia de Jiangsu, a unos 100 kilómetros al oeste de Shanghai. Este no solo representa el primer sistema de imágenes endoscópicas 4K en el campo de la artroscopia de China, sino también la primera vez que la compañía estadounidense fabrica un producto que representa esta tecnología en China. “En la era pospandemia, la gente le prestará más atención al ejercicio y a la salud, de modo que su demanda de soluciones de atención médica de alta calidad también aumentará” sostuvo Song Weiqun, presidente de Johnson & Johnson China. “La entrega exitosa (del sistema) es una señal fuerte de que Johnson & Johnson Medical Devices ha presionado el botón de avanzar para la fabricación de dispositivos médicos de primer nivel en China”.

Liu de la Universidad de Fudan sostuvo que el gran potencial del mercado chino es atractivo para las compañías en muchos sectores, como los de químicos, bienes de consumo y maquinaria. “Cuando hablamos de la escala del mercado chino, no solo nos referimos a la capacidad de consumo del país como mercado final, sino al país como la fábrica global para todo tipo de productos que abastecen al mundo”, sostuvo Liu. “Las nuevas tecnologías y tendencias emergentes, la fabricación inteligente, así como los servicios y soluciones digitales traerán nuevas oportunidades a nuestra industria”, afirmó Cui. KraussMaffei, con más de 180 años, busca expandirse en el mercado chino, aumentar las capacidades de localización y crear valor para los clientes en China y el resto del mundo, agregó.

Desde la importación, la producción y la fabricación de productos avanzados, Johnson & Johnson se compromete a cultivar un ecosistema de innovación abierto, sostuvo Song. Al apoyar el desarrollo de una China saludable a través de la fabricación inteligente, Johnson & Johnson se compromete a la promoción a largo plazo del concepto de “Hecho en China, para China” y apoya los esfuerzos del país para promover la fabricación inteligente de alto nivel.

Zuo Xuejin, investigador de la Academia de Ciencias Sociales de Shanghai, consideró que los proyectos extranjeros son situaciones en las que todos salen beneficiados. “Mientras las corporaciones multinacionales ganan dinero con el mercado chino, su inversión ayuda a la sostenibilidad de la cadena industrial y la innovación tecnológica en China”.

Temas