Diario Uno China Watch Casas

Huangshan: futuro a partir del pasado

La vitalidad económica se encuentra en la arquitectura antigua de estilo de Huizhou 

Miles de tablones de madera, piedras y ladrillos se vuelven a ensamblar en una casa con tejas negras, muros altos en forma de cabezas de caballo (o muros cortafuegos) y grabados refinados de madera y piedra. Pero este no es un juego con ladrillos de Lego. Es la construcción de una casa realizada al antiguo estilo de Huizhou en Huangshan, provincia de Anhui.

Si bien la renovación de casas antiguas viene teniendo lugar hace años y continúa, la construcción de nuevas casas en estilos antiguos también se ha vuelto importante, con el uso de materiales de construcción antiguos y reciclados, así como de componentes nuevos. Ambas tendencias están creciendo, dando lugar a un renacimiento arquitectónico.

Huangshan, en la histórica región de Huizhou, inspiró esta importante rama de la arquitectura china. Muchos de estos edificios antiguos, con grabados y decoraciones detalladas que al principio no se aprecian en sus exteriores a menudo simples, se consideran de gran valor cultural y económico.

Pan Guodong, constructor de la casa mencionada anteriormente y director de la compañía de diseño de arquitectura antigua Huangshan Huijiang, señaló que esta obra maestra ya se vendió por un precio asombroso de más de 50 millones de yuanes (u$s 7,9 millones). “La construcción de casas al estilo de Huizhou se ha convertido en una industria sólida con cadenas industriales completas en Huangshan. Las empresas locales en ascenso producen casas pseudoclásicas al estilo de Huizhou y las venden para usos comerciales”, indicó Pan. “Muchas empresas también piden a artesanos experimentados que reparen algunos componentes tomados de edificios abandonados de estilo de Huizhou que fueron demolidos para usarlos en casas nuevas y modernas, o para reconstruir casas antiguas del estilo de Huizhou”, comentó.

Al igual que el negocio de Pan, la ciudad está inyectando nueva vida al uso del estilo centenario a través del apoyo al desarrollo de la industria arquitectónica de estilo de Huizhou. El gobierno de la ciudad considera al sector una de sus 14 industrias estratégicamente importantes durante los próximos tres a cinco años. “La arquitectura de estilo de Huizhou es como un libro histórico tridimensional escrito con ladrillo, madera y piedra. No solo son reliquias históricas y culturales, sino también tesoros que pueden generar un enorme valor económico”, sostuvo Ling Yun, secretaria del Partido de Huangshan.

Ling señaló que los posibles modelos comerciales incluyen la restauración de antiguas reliquias y edificios culturales, la integración del turismo con la arquitectura y la revitalización de aldeas antiguas mediante la protección y la utilización renovada de su arquitectura. “A medida que la influencia económica e internacional del país continúa expandiéndose, más personas nacionales y extranjeras están adoptando la arquitectura de estilo de Huizhou, abriendo así un mercado significativo para la industria”, agregó.

En 2020, los ingresos por ventas de la industria de la arquitectura de estilo antiguo de la ciudad ascendieron a más de 1.200 millones de yuanes. Más de 200 compañías locales están participando en la construcción de edificios de estilo de Huizhou y cadenas industriales relacionadas.

Por ejemplo, en 2016, Su Tong, una empresaria nativa de Huangshan, abrió un B&B con siete casas antiguas en Chengkan, una aldea de Huangshan famosa por sus casas bien conservadas de la dinastía Ming (1368-1644). Cuando Su vio por primera vez lo que llamó la “propiedad de ensueño”, la recordó como lúgubre y desolada, con madera podrida que había sido consumida en parte por las termitas. “Estas casas fueron construidas por dueños de negocios exitosos llamados comerciantes de Huizhou que representaban casi la mitad de la riqueza de China entre fines de la dinastía Ming y principios de la dinastía Qing (1644-1911)”, indicó. “La cultura Huizhou no debería desaparecer con el paso del tiempo”.

Gastó millones de yuanes en restaurar las siete casas en ruinas. Dos años de reconstrucción y trabajos de interior las convirtieron finalmente en un hotel acogedor y elegante. Las 16 habitaciones de las estructuras renovadas, que tienen un precio medio de 1.500 yuanes la noche, se reservan todos los fines de semana. El hotel se ha vuelto tan popular que los turistas deben hacer reservas con dos meses de anticipación para encontrar una habitación en temporada alta. “Al entrar en el hotel, me sentí como si estuviera viviendo en la región de Huizhou de las antiguas dinastías. Es realmente un retiro de la ajetreada vida urbana”, comentó Tan Ziyi, un empleado bancario de 33 años de Nanjing, provincia de Jiangsu, que reservó tres noches en el hotel durante sus vacaciones.

Dado que muchas casas antiguas de estilo de Huizhou han sido reconocidas como parte de un importante patrimonio cultural, su renovación puede resultar costosa. En los últimos años, el gobierno local ha tomado medidas para atraer inversores privados como Su para renovar casas antiguas en Huangshan. El gobierno ha previsto reglas estrictas que permiten solo a inversores calificados comprar, alquilar o renovar las casas de estilo de Huizhou para garantizar que las estructuras con gran valor cultural no se arruinen.

Temas relacionados: