Diario Uno > China Watch > pacientes

Historias de pandemia: la medicina tradicional china

Un médico especialista llevó su fe a Wuhan para revertir el brote

Fue a fines de enero del año pasado, cuando China estaba celebrando la Fiesta de Primavera. Zhang Boli, rector y profesor de la Universidad de Medicina Tradicional China de Tianjin, se apresuró a viajar a la provincia de Hubei el 27 de enero porque estaba preocupado por el brote del nuevo coronavirus.

Zhang, quien luchó contra el brote de síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) en 2003 con la medicina tradicional china (MTC), sugirió que todos los pacientes, excepto aquellos en unidades de cuidados intensivos, fueran alentados a tomar infusiones de hierbas tradicionales chinas. Las infusiones podrían ayudar a las personas a deshacerse de la “humedad en el cuerpo”, como se sugiere en los manuales de la MTC, señaló.

Durante la lucha para contener el SARS, Zhang había logrado liderar un equipo de la MTC en la creación de la única zona roja de la MTC para tratar a pacientes confirmados, y sus experiencias fueron documentadas por la Organización Mundial de la Salud.

Su propuesta de aplicar la MTC pronto se puso en práctica. El primer día, más de 3.000 pacientes confirmados tomaron las dosis de la MTC ofrecidas por su equipo y sus condiciones empezaron a mejorar. Durante los días siguientes, a cientos de miles de pacientes se les administró la infusión de la MTC y otros remedios. A mediados de febrero, la proporción de casos confirmados con síntomas graves cayó por debajo del 50 % desde más del 80 % a principios de mes.

Para el 12 de febrero del año pasado, Zhang dirigía a más de 200 médicos de la MTC de todo el país que estaban situados en un hospital improvisado en el distrito de Jiangxia, Wuhan. Fue el primer y único hospital temporal dedicado al tratamiento con la MTC durante el brote.

Dos días después de su apertura, a todos los pacientes se les prescribieron tratamientos de la MTC, junto con masajes, acupuntura y ejercicios como tai chi y baduanjin, una forma tradicional de ejercicios aeróbicos. Ningún paciente infectado en el hospital progresó de una condición leve a grave y ningún paciente recuperado dio positivo nuevamente, señaló Zhang. La Administración Nacional de la MTC de China dice que se ha demostrado que al menos seis medicamentos de la MTC son eficaces en el tratamiento del virus. En total, se administraron medicamentos de la MTC al 90 % de los pacientes con COVID-19 en Wuhan, aliviando los síntomas, retrasando el progreso de la enfermedad, reduciendo la mortalidad y mejorando la recuperación, sostuvo Zhang.

El médico de 72 años han participado en docenas de sesiones de video para compartir sus métodos de tratamiento de la MTC con médicos en el extranjero. “Independientemente de las fronteras nacionales, espero que la medicina tradicional china pueda ayudar a más personas en todo el mundo”, expresó.

Xinhua colaboró con esta nota.

Seguir leyendo