Mercado global

El país sigue siendo el destino de inversión

Se descartan los efectos de la pandemia, el conflicto entre Rusia y Ucrania y la inflación galopante

La inversión extranjera directa en China ha crecido con fuerza y demuestra la capacidad constante del país para atraer capital global, lo que sirve como prueba de que los informes de algunos medios extranjeros de que los inversores se están retirando del país no son correctos.

Gracias a sus cadenas de suministro altamente concentradas, la protección optimizada de la propiedad intelectual, los estrechos vínculos globales y el floreciente mercado interno, la inversión extranjera directa en China aumentó un 17,4 % anual a 723.310 millones de yuanes (U$S107.410 millones) en la primera mitad del año, informó el Ministerio de Comercio del país asiático.

Alentada por las políticas de reforma y apertura, China ha desarrollado un papel destacado en el mercado global después de fabricar y exportar una amplia gama de productos, desde camisas y teteras hasta vehículos de nueva energía y trenes bala, durante los últimos 40 años.

Frente a problemáticas como la pandemia, el conflicto entre Rusia y Ucrania, los altos precios de la energía y los productos básicos agrícolas, así como las altas tasas de inflación en muchos países, analistas y ejecutivos de empresas extranjeras señalaron que la influencia de China en el flujo de inversión extranjera directa está lista para expandirse a niveles aún mayores.

El rápido crecimiento de la inversión extranjera directa muestra que las perturbaciones económicas a corto plazo causadas por la variante Omicron de Covid-19 no socavarán la capacidad de China para atraer capital global a largo plazo, sostuvo Bai Ming, subdirector del departamento de investigación de mercado internacional de la Academia de Comercio Internacional y Cooperación Económica de China en Beijing.

La escala del mercado de consumo de China sigue siendo importante. El país ofrece oportunidades de crecimiento del consumo por valor de U$S5 billones durante la próxima década, algo que las empresas estadounidenses están ansiosas por aprovechar, señaló Matthew Margulies, vicepresidente de operaciones en China del Consejo Empresarial Estados Unidos-China.

Chen Chunjiang, director general del departamento de administración de inversiones extranjeras del Ministerio de Comercio, indicó que el Gobierno seguirá optimizando el entorno empresarial, mejorará los servicios para los inversores extranjeros, fortalecerá los intercambios regulares con empresas y asociaciones comerciales extranjeras y responderá a sus sugerencias.

Mientras expande el número de áreas piloto integrales para una mayor apertura del sector de servicios en la segunda mitad del año, el país acelerará la revisión del catálogo de sectores que fomentan la inversión extranjera y guiará el capital extranjero hacia campos como la fabricación de alta gama y la innovación científica, así como hacia las regiones central, occidental y nororiental del país, agregó.

La inversión extranjera en el sector manufacturero de alta tecnología de China aumentó un 31,1 % anual entre enero y junio, y la inversión en el sector de servicios de alta tecnología se incrementó un 34,4 %, sostuvo el Ministerio de Comercio.

Nathan Stoner, vicepresidente del proveedor de soluciones de energía Cummins Inc de Estados Unidos y presidente de Cummins China, indicó que su negocio en el país es vital para el crecimiento del grupo a nivel mundial. China continúa siendo el mercado final más grande por volumen en muchos de sus mercados, y uno de los de más rápido desarrollo para nuevas energías como el hidrógeno.

Además de construir su sede en China para una nueva unidad de energía en Shanghai, la compañía comenzará a operar en su centro de investigación y desarrollo de Asia Oriental ampliado en Wuhan, provincia de Hubei, en el tercer trimestre del año, con una inversión de U$S150 millones para gestar nuevas tecnologías.

Calvin McDonald, director ejecutivo de Lululemon Athletica Inc, una compañía canadiense de indumentaria deportiva y de ocio, estimó que China será su segundo mercado más grande del mundo para 2026 a través de la apertura de nuevas tiendas y la expansión de su cartera de productos.

“Nuestro objetivo es cuadruplicar los negocios internacionales para 2026”, señaló McDonald. “China será una gran parte de esa oportunidad a medida que continuemos invirtiendo en el mercado, las tiendas y las soluciones de ventas digitales”.

Temas relacionados: