Economía

El objetivo de crecimiento muestra la confianza del país

Este año se implementará una política fiscal proactiva, informó el primer ministro

China ha fijado un objetivo de crecimiento económico anual de alrededor del 5 % para 2024, sin cambios respecto al año anterior. Analistas y ejecutivos señalaron que este objetivo es factible, mientras el país ha diseñado políticas de apoyo macro intensificadas y específicas para anclar la segunda economía más grande del mundo y contribuir a la recuperación económica global.

El objetivo, revelado en el Informe sobre la Labor del Gobierno presentado por el primer ministro chino, Li Qiang, en la reunión inaugural de la sesión anual del máximo órgano legislativo del país el 5 de marzo, es más alto que las predicciones realizadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, lo que demuestra la confianza y la capacidad del país para mantener un crecimiento estable en medio de una economía mundial sombría, agregaron.

La necesidad de impulsar el empleo y los ingresos, así como prevenir y desactivar riesgos, se consideró cuando el Gobierno dio a conocer el objetivo de crecimiento. Este se alinea adecuadamente con los objetivos del XIV Plan Quinquenal (2021-2025) y la meta del país de “realizar básicamente la modernización”, teniendo en cuenta el potencial de crecimiento y las condiciones que lo respaldan, afirmó Li.

Alcanzar los objetivos de este año no será fácil, señaló Li, añadiendo que es imperativo intensificar los ajustes contra y a través de los ciclos mediante políticas macroeconómicas y fortalecer la coordinación entre los instrumentos políticos mientras se desarrollan otros nuevos.

Los ajustes contracíclicos se centran más en remedios a corto plazo para frenar la tendencia actual, mientras que los ajustes transcíclicos se enfocan más en un crecimiento sostenible a largo plazo con soluciones para abordar los problemas a través de múltiples ciclos económicos.

Para lograr el objetivo, según lo establecido en el informe, el país se ha comprometido a aplicar una política fiscal proactiva con el fortalecimiento adecuado y la mejora de su eficacia, y la relación entre déficit y PBI se ha fijado en el 3 %.

El déficit fiscal de China, los bonos de propósito especial y los bonos especiales del tesoro a extralargo plazo del Gobierno central alcanzarán un total combinado de 8,96 billones de yuanes (u$s 1,24 billones) este año, sostuvo Luo Zhiheng, economista jefe de Yuekai Securities, con sede en Guangzhou, provincia de Guangdong.

Mientras tanto, teniendo en cuenta la emisión adicional de 1 billón de yuanes en bonos gubernamentales en el cuarto trimestre del año pasado, destinados principalmente para su uso este año, se espera que el gasto fiscal real experimente un aumento sustancial, lo que expandirá la demanda agregada e impulsará el potencial de crecimiento del país, añadió Luo.

Además, el Informe sobre la Labor del Gobierno destacó la necesidad de ejercer una política monetaria prudente de manera flexible, moderada, específica y eficaz, lo que, según los expertos, fomentará la sinergia con el estímulo fiscal de la nación.

Se espera que el Banco Popular de China, el banco central del país, siga utilizando una combinación de herramientas políticas, incluidos instrumentos basados en cantidades, herramientas estructurales y medidas de reforma, para crear un entorno monetario propicio para la recuperación económica, indicó Zhou Maohua, investigador en macroeconomía del Banco Everbright de China.

El país ha establecido una tasa de inflación anual de alrededor del 3 % y tiene como objetivo crear más de 12 millones de empleos urbanos este año, con una tasa de desempleo urbano encuestada cercana al 5,5 %, según el informe.

También destacó que China promoverá una apertura de alto nivel en consonancia con reglas de comercio internacional de alto estándar, ampliará constantemente la apertura institucional y garantizará la estabilidad general del comercio exterior y la inversión extranjera.

“Creemos que China seguirá siendo una fuerza impulsora para la manufactura y el comercio a nivel mundial y un importante estabilizador en la cadena de suministro global”, afirmó Alf Barrios, director comercial de la compañía minera global Rio Tinto.

Temas relacionados: