Economía mundial

El impulsor para las cadenas de suministro

China puede atraer multinacionales y hacer frente a cualquier incertidumbre, afirman los expertos

La economía industrial en expansión de China seguirá desempeñando un papel importante para ayudar a fortalecer la resiliencia y la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales, vitales para garantizar el buen funcionamiento de la economía mundial, señalaron expertos y ejecutivos corporativos.

Con un completo sistema de apoyo a la cadena de suministro, un sólido sistema de logística, un gran mercado y políticas gubernamentales favorables que estimulan la innovación, China atrae a las multinacionales y mantiene su posición clave en las cadenas industriales y de suministro mundiales, agregaron los expertos.

Al destacar vientos desfavorables, como las incertidumbres externas, el aumento de los precios de las materias primas y el suministro de energía ajustado, los expertos también pidieron una cooperación internacional más profunda para preservar mejor la estabilidad de las cadenas industriales globales.

Sus comentarios se producen cuando el sector manufacturero de China ha logrado grandes avances en la última década, y la contribución de la nación a la producción manufacturera mundial alcanzó casi el 30 % el año pasado, frente al 22,5 % en 2012, según datos del Ministerio de Industria y Tecnología Informática de China.

Deuk-kyu Hwang, presidente de Samsung Greater China, señaló: “Con un sistema completo de apoyo a la cadena de suministro, China está bien posicionada para hacer frente a las incertidumbres globales... y el país cuenta con un sólido sistema logístico que asegura cadenas de suministro estables”.

Hwang indicó que la mejora del consumo del grupo de ingresos medios de China y la innovación tecnológica impulsada por las nuevas iniciativas de infraestructura del Gobierno en macrodatos, inteligencia artificial y 5G generarán una nueva demanda y un espacio de desarrollo más amplio en el mercado local del país.

Wang Wei, director del departamento de planificación del Ministerio de Industria y Tecnología Informática, dijo que a pesar de los desafíos a corto plazo y las incertidumbres externas, los fundamentos industriales de China permanecen intactos.

La nación tiene un sistema industrial completo, con sistemas líderes de apoyo a la cadena de la industria, una fuerte resiliencia y un gran potencial, sostuvo Wang.

Como el país manufacturero más grande del mundo, el valor de la producción manufacturera de China aumentó a 31,4 billones de yuanes (U$S4,36 billones) el año pasado, frente a los 16,98 billones de yuanes en 2012, según muestran datos del ministerio.

La nación ocupa el primer lugar a nivel mundial en términos de producción de más del 40 % de los 500 principales productos industriales del mundo.

Craig Allen, presidente del Consejo Empresarial Estados Unidos-China, afirmó: “China es un lugar atractivo para la integración de la cadena de suministro”. La mayoría de las empresas estadounidenses que invierten en el país asiático están “en China, para China” y esperan servir a los mercados chinos a través de cadenas de suministro altamente globales que involucran importaciones y producción localizada, sostuvo Allen.

Agregó que la escala de China motiva a las empresas estadounidenses, mientras que el ecosistema de la nación se fortalece enormemente con las inversiones en infraestructura y talento. “Podemos trabajar juntos para garantizar cadenas de suministro industriales globales sólidas, estables y resilientes en el futuro”, afirmó.

Liu Wenqiang, subdirector del Centro de China para el Desarrollo de la Industria de la Información, con sede en Beijing, señaló que a medida que China fortalece su destreza en investigación y desarrollo, continuará ascendiendo en la cadena de valor industrial, lo que aumentará su atractivo para la fabricación de alta gama y ayudará aún más a preservar la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales.

Esta tendencia ya es evidente. El valor de las exportaciones de productos mecánicos y eléctricos con un gran componente tecnológico y bienes de alta tecnología de China aumentó a 12,8 billones de yuanes y 6,3 billones de yuanes respectivamente el año pasado, frente a 7,4 billones de yuanes y 3,8 billones de yuanes en 2012, según el Ministerio de Industria y Tecnología Informática.

Las compañías chinas también están intensificando los intentos de perfeccionar sus capacidades de investigación y desarrollo. Más de 570 empresas industriales chinas han llegado a la lista de las 2.500 empresas más importantes del mundo en términos de inversión en I+D, lo que ha aumentado su capacidad para respaldar las cadenas de suministro, según el ministerio.

Temas relacionados: