Crecimiento del PBI

El Gobierno se centrará en estabilizar la economía

Entre los objetivos que se ha marcado el Gobierno del país para 2022 figuran conseguir que el PBI crezca en torno al 5,5% y crear 11 millones de puestos de trabajo

Este año, China se enfocará en estabilizar su base económica, fijando su objetivo de crecimiento del PBI en aproximadamente el 5,5 %, ya que la segunda economía más grande del mundo está fortaleciendo las medidas para apuntalar el crecimiento frente a posibles factores adversos.

Así lo anunció el primer ministro chino, Li Keqiang, en el Informe sobre la labor del Gobierno, que se presentó el pasado 5 de marzo durante la apertura de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN), el máximo órgano legislativo del país, para su deliberación.

Como parte de un paquete más amplio de medidas para garantizar el bienestar de las personas, el Gobierno también se esforzará por crear más de 11 millones de puestos de trabajo en áreas urbanas y mantener la tasa de desempleo urbano calculada con base en encuesta por debajo del 5,5 %.

El Gobierno fijó la relación entre déficit y PBI para 2022 en alrededor del 2,8 %, por debajo del objetivo del año pasado de aproximadamente el 3,2 %, como un modo de impulsar la sostenibilidad fiscal, mientras que los bonos para fines especiales destinados a los gobiernos inferiores alcanzarán un total de 3,65 billones de yuanes (u$s 577.500 millones), señaló Li.

China mantendrá el aumento de su índice de precios al consumidor, un indicador clave de la inflación, en aproximadamente el 3 %, y continuará con su producción anual de cereales de más de 650 millones de toneladas para este año, agregó.

Prometió que se intensificará la implementación de la política monetaria moderada y explicó que el Gobierno ampliará la escala de nuevos préstamos y mantendrá el nivel de apalancamiento macroeconómico generalmente estable. El tipo de cambio de la moneda china, el renminbi o yuan, también se mantendrá generalmente estable en un nivel adaptable y equilibrado, indicó.

“Un análisis integral de cómo evoluciona la dinámica en el país y en el extranjero indica que este año enfrentaremos muchos más riesgos y desafíos, y debemos seguir presionando para superarlos”, señaló Li. “Cuanto más difíciles se pongan las cosas, más confianza debemos tener y más pasos sólidos debemos dar para obtener resultados”.

Para estabilizar el crecimiento, el primer ministro enfatizó la importancia de las medidas de política de cuotas de entrada y el despliegue de las herramientas de acción en reserva de manera oportuna.

Este año, Li anunció un nuevo paquete de reembolsos y recortes de impuestos por un total de 2,5 billones de yuanes, incluida una exención temporal en los pagos del impuesto al valor agregado (IVA) a los pequeños contribuyentes y una medida para reducir a la mitad el impuesto a las ganancias corporativas para las micro y pequeñas empresas (mypes) con un ingreso imponible anual de 1 millón a 3 millones de yuanes. El paquete también incluyó reembolsos del IVA dirigidos principalmente a las mypes y aquellas en el sector manufacturero por un total de 1,5 billones de yuanes.

Gerald Mbanda, un investigador y editor ruandés sobre China y África, sostuvo que el Informe sobre la labor del Gobierno era “impresionante” ya que la mayoría de los objetivos de desarrollo socioeconómico se habían logrado y algunos excedieron sus metas.

China “ha ofrecido una gran lección de que, independientemente de las diferencias políticas, económicas y raciales, la comunidad mundial puede disfrutar de los beneficios del desarrollo compartido, en lugar de competir aisladamente”, señaló Mbanda. Elogió el compromiso de China con el desarrollo global pacífico y la promoción de los valores compartidos de toda la humanidad, los cuales han sido centrales en proyectos de desarrollo global como la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el megaproyecto de infraestructura.

Muhammad Faisal, investigador del Centro de Estudios China-Pakistán del Instituto de Estudios Estratégicos de Islamabad, comentó que la sesión de la APN de este año fue “significativa en muchos sentidos para centrarse en... la recuperación económica (nacional) y el crecimiento después de la pandemia”.

“Aunque el objetivo establecido de crecimiento económico de alrededor del 5,5 % es el segundo objetivo más bajo durante las últimas tres décadas, indica que la economía de China se está recuperando después de los bloqueos extensos inducidos por la pandemia”, expresó Faisal.

Glenn Wijaya, asesor del Centro de Estudios Indonesia-China, acogió con satisfacción los esfuerzos constantes de China para priorizar el sector verde.

“La economía verde es algo que ya está arraigado (en China). Por lo tanto, esto es algo que es extremadamente constante en todas partes. La baja emisión de carbono es una buena ilustración de esto. Es algo que exige la ley”, sostuvo Wijaya, y agregó que China “liderará a otras naciones importantes en la reducción de las emisiones de carbono porque, a diferencia de otros países, es consistente en todo, desde las políticas hasta las leyes y regulaciones que influyen en los negocios”.

Temas relacionados: