Central hidroeléctrica

Argentina cumple el "sueño energético" con la ayuda de China

El país se beneficia de la energía hidroeléctrica de Energy China

Se espera que la central hidroeléctrica Néstor Kirchner-Jorge Cepernic, un proyecto de 1.310 megavatios en el sur de la Patagonia, ponga en funcionamiento sus tres generadores para fines de 2024, señaló su contratista China Energy Engineering Group Co Ltd.

El proyecto, la represa hidroeléctrica más austral del mundo, tendrá un papel clave en la promoción del desarrollo local bajo en carbono y la transición de energía verde, cubriendo el consumo diario de electricidad de 1,5 millones de hogares argentinos, indicó la compañía, también conocida como Energy China.

Para entonces, la generación de energía anual promedio alcanzará los 4.950 gigavatios por hora, lo que significa que la capacidad de energía instalada en Argentina crecerá aproximadamente un 6,5 %.

Se espera que la finalización del proyecto hidroeléctrico más grande del país, con un monto contractual total de más de u$s 5.000 millones, aumente la generación hidroeléctrica de Argentina un 15 %.

La política y los bancos comerciales de China también han tenido un papel fundamental para garantizar el buen funcionamiento de los proyectos de energía verde en el extranjero en los últimos años, manteniéndose comprometidos con la visión de una colaboración abierta, verde y limpia.

Han construido un sistema completo de evaluación de impacto ambiental y social, así como procesos profesionales de control de riesgos, destacando las ventajas de abundante capital y amplia solidez.

Durante la construcción del proyecto, el Banco de Desarrollo de China, el Banco Industrial y Comercial de China y el Banco de China han otorgado préstamos, asegurando el desarrollo armónico del mayor proyecto energético en construcción en Argentina.

Siendo el mayor plan de colaboración de una empresa china en América Latina, el proyecto es también la iniciativa de inversión más importante en energía eléctrica por parte de una compañía china en el extranjero.

En la etapa de auge de la construcción generó directamente más de 5.000 puestos de trabajo y unos 15.000 de forma indirecta. Una vez finalizado, generará electricidad para exportar a los países vecinos, lo que reducirá el costo de importación de petróleo y gas en más de mil millones de dólares, sostuvo la compañía.

Joseph Jacobelli, analista de energía y socio gerente de Asia Clean Tech Energy Investments, sostuvo que China es el líder mundial indiscutible en generación de energía limpia en la actualidad, y el enorme aumento en la capacidad de energía renovable variable en el mercado interno, principalmente energía solar y eólica, ha generado una amplia y profunda experiencia del país en la construcción del proyecto, que ha enfrentado numerosos desafíos, entre ellos las características del terreno, donde los vientos pueden llegar a superar los 100 kilómetros por hora.

Cuando hay un descenso importante de temperatura, las tareas de construcción también se vuelven muy difíciles. Por ejemplo, los trabajadores a menudo se enfrentan a duras condiciones ambientales porque la planta está a unos 100 km del glaciar Perito Moreno.

Para evitar que el proyecto afecte al glaciar, en la zona de la fuente de agua, se redujo la altura de almacenamiento del embalse en 2,4 metros respecto al plan original, informó la empresa.

China viene aumentando la inversión en Argentina en el sector energético y en la construcción de infraestructura en los últimos años, lo que también es muy valorado por Argentina.

El país asiático se ha convertido en el segundo socio comercial y destino de exportación de Argentina.

La inversión china en Argentina abarca numerosos campos energéticos, incluida la construcción de infraestructura de energía nuclear, hidroeléctrica, solar y eólica, así como la de gas natural, petróleo y energía renovable, indicó Energy China.