Afondo Jueves, 1 de junio de 2017

Desde Mendoza, la NASA explorará el origen de la vida

El equipo Nuevos Horizontes trabajará con 25 científicos y 12 telescopios el sábado, a la 1.45, en distintos puntos.

¿De dónde venimos? ¿Cómo se originó la vida en la Tierra? Y otras preguntas que se hace la especie son algunos de los interrogantes científicos que busca responder el equipo Nuevos Horizontes de la NASA, que llegó a Mendoza para instalar 12 telescopios y observar junto con 25 astrónomos el asteroide M69 que orbita cerca de Plutón. Una sonda espacial exploró exitosamente este planeta el 14 de julio de 2015 tras viajar 8 años por el espacio.

La observación está cronometrada para el sábado a la 1.45 y aún no se define desde dónde se realizará porque dependerá de las mediciones que se realicen los días previos. Ayer se hicieron pruebas durante la madrugada en el Cerro de la Gloria. También se usaron los instrumentos en el campus de la Universidad Nacional de Cuyo y en un descampado en Tunuyán. El fenómeno que quiere estudiarse es único, durará sólo tres segundos y se verá en simultáneo desde Sudáfrica.

Este mismo despliegue se realizará el 17 de julio en Comodoro Rivadavia. En esa oportunidad los científicos serán 60. La información que se obtenga de ambas misiones en Argentina servirá para acercarse mejor, en enero de 2019, al asteroide de 40 kilómetros de largo, importante por lo que puede aportar en el conocimiento de los límites del sistema solar y la galaxia.

En caso de que las condiciones climáticas no sean favorables para observar el cielo intentarán repetir la experiencia ubicándose con un telescopio llamado Sofía que sobrevolará las aguas del océano Pacífico el 10 de julio próximo. Este equipo de la NASA trabaja junto con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) que fue informada hace un mes y preparó las condiciones para que los norteamericanos pudieran trabajar en el país.

El principio de todo

"Queremos tratar de entender como es que la Tierra obtuvo los elementos básicos y primordiales, los aminoácidos y las proteínas que eventualmente dieron origen a la vida tal como la conocemos. Pensamos que el cinturón de kuiper, en donde está este asteroide, jugó y juega un papel clave para responder esas preguntas", contó Adriana Ocampo, geóloga y directora del programa de Ciencia en la NASA.

"Las observaciones astronómicas que vamos a estar haciendo durante estos días, especialmente durante el 3 de junio, nos van a ayudar a conocer este asteroide, para diferir su forma, si tiene otras lunas, anillos y mitigar el riesgo para la nave espacial que vamos a enviar", detalló la investigadora. Además agregó: "La Argentina está jugando un papel clave en ayudarnos a explorar los límites de nuestro sistema solar donde se encuentran los vestigios de la formación y orígenes de nuestros planetas".

Ocampo precisó que todos los telescopios que trajeron de Estados Unidos fueron diseñados específicamente para esta misión en la que están invitados los astrónomos e investigadores locales y de todo el país. La exploradora aseguró que la información que se obtenga va a estar a disposición de la comunidad científica global.

Sobre la existencia de vida en otros planetas Ocampo dijo que hay mucho interés por saber sobre este aspecto y que astrobiología se dedica a ello. "No contamos con ninguna confirmación todavía, pero sí con lugares potenciales en los que pueden haberse desarrollado", indicó.

Apoyo nacional

Stanislav Makarchk , miembro de la Conae contó que la Argentina cuenta con dos estaciones para explorar el espacio lejano y que una de las antenas está en Malargüe. La misma, brinda apoyo al programa Gaia, dedicado a realizar entre otras cosas mapas de las estrellas. Los datos que se obtienen de estas exploraciones fueron importantes para el programa Nuevo horizonte.

Más noticias