Vendimia solidaria Domingo, 18 de febrero de 2018

Vendimia Solidaria y sus reinas embajadoras

El programa de la Fundación América ha trabajado todo un año junto con las soberanas Victoria Colovatti y Romina Méndez Pattaro. El balance es altamente positivo.

Por Claudia Veloce Lucero

cveloce@fundaciongrupoamerica.org.ar

Las calles se pueblan con imágenes de las soberanas, la música suena en los diversos departamentos y la gente se prepara para el mayor festejo que tiene Mendoza.

El culto al trabajo, a nuestra tierra y a su fruto glorioso: el vino.

Homenaje que se vive y traduce en la Fiesta Nacional de la Vendimia.

En esta celebración se corona a las soberanas que representarán al pueblo mendocino, en el país y en el mundo. Y desde ese momento serán mujeres portadoras de sueños al ser las embajadoras de Vendimia Solidaria.

Se trata del Programa de Fundación Grupo América, que año tras año, por iniciativa de Daniel Vila, realiza el almuerzo en el puesto San Isidro, con la intención de reunir los fondos para llevar adelante diversas iniciativas vinculadas a la salud, la educación y los deportes.

El objetivo principal es contribuir con el desarrollo integral de niños, adolescentes y adultos de nuestra provincia, a través de acciones que contemplen las necesidades de distintas instituciones de la sociedad.

Para las soberanas vendimiales, es la oportunidad de llegar a diversos lugares de Mendoza extendiendo una mano, brindando una sonrisa o conteniendo en un abrazo a tanta gente que se acerca a ellas. Es llevar una solución a sus problemas.

Para Victoria Colovatti, Reina Nacional de la Vendimia 2017, "fue un año de un gran cambio en lo personal, sobre todo por el rol social que nos tocó cumplir como embajadoras de Vendimia. Para mí ha sido muy satisfactorio como reina y como persona haber ayudado a mucha gente. Me impactó bastante visitar las zonas más humildes de la provincia y ver lo solidarios y serviciales que son. Me sorprendí por el corazón enorme que tienen".

Para la Virreina Nacional, Romina Méndez Pattaro, "ha sido inolvidable, mágico, lleno de emociones. Conocí a mucha gente y varios lugares que me han hecho crecer mucho. Visité escuelas, instituciones, zonas alejadas, donde pude ver las carencias que existen".

Codo a codo

Durante el año pasado, Vendimia Solidaria inauguró el Playón Deportivo del Centro de Promoción para Personas con Discapacidad, en Junín, con la ayuda de la Fundación Leo Messi. Realizó la ampliación y refuncionalización de la Posta Sanitaria N°515 del barrio Sol y Sierra en Godoy Cruz, con la colaboración del Municipio. Y construyó el edificio del Jardín Maternal Solcitos de La Primavera con la Municipalidad de Guaymallén.

Además se encuentran en ejecución el Centro de Apoyo Educativo del barrio Santo Tomás de Aquino, en El Borbollón, Las Heras; la recuperación del espacio público denominado Plaza de los Niños, en el barrio San Martín de Mendoza capital y el equipamiento para el laboratorio del hospital Arturo Illia, de La Paz.

Respecto a la labor social Victoria Colovatti dijo: "Ser reina despertó en mí ese rol solidario y me permitió llegar a diversos lugares de la provincia. Esta experiencia me incentivó a colaborar con mucha gente y a seguir cuando deje el reinado. Ver al otro y ponernos en su lugar nos hace ver que a veces nos quejamos por cosas sin sentido. Esto es lo que hace que nos pongamos en acción para colaborar, para que ayudemos".

Romina Méndez Pattaro comentó: "Pienso que la Virreina es la persona que puede actuar como intermediaria entre las instituciones y la sociedad. Por eso me dediqué a trabajar con distintas ONG y luego de mi virreinato lo seguiré haciendo. A veces una se queja de los problemas diarios y no mira alrededor para ver las carencias de algunas personas".

Victoria explicó que una de las actividades más significactivas que vivió con Vendimia Solidaria fue la inauguración del Jardín Solcitos de La Primavera, en Guaymallén. En ese lugar ella pudo sentir el cariño de la gente, de los niños, ver la felicidad en sus ojos. Allí "me sentí muy bien recibida por la gente del lugar, nos dieron todo su cariño y su amor", sostuvo su majestad.

Otra de las actividades que marcaron el camino recorrido junto con las bellas representantes de Vendimia fue el festejo del Día del Niño que realizaron junto a los hinchas del Club Independiente Rivadavia. Allí jugaron con los chicos, se sacaron fotos y participaron activamente del festejo. Romina destacó "todo el cariño que recibí en esa oportunidad por parte de la gente, y especialmente de los chicos".

Luego de un año juntas y de realizar varias acciones vinculadas a lo social, nuestra Reina y Virreina nacionales de la Vendimia reconocen haber crecido mucho como mujeres. Hoy tienen más conocimiento de la sociedad y sus diversas realidades.

La Reina Nacional de la Vendimia dijo: "Si una se lo propone siempre se puede ayudar y lo que recibimos a cambio es mayor y gratificante: la felicidad del otro".

Tanto Victoria Colovatti como Romina Méndez Pattaro valoran la importancia del Programa Vendimia Solidaria, que vincula nuestra fiesta máxima con la realidad y los sueños de la gente.

Dejanos tu comentario