Diario Uno > Sociedad > mujeres

Tres periodistas reconocidas por la UNCuyo por romper el techo de cristal

Paola Piquer, Carina Scandura y Noelia Nieto son tres mujeres del Grupo América reconocidas por la UNCuyo por superar los obstáculos de género dentro del mundo del periodismo

El techo de cristal es una expresión con la que la teoría feminista ha definido a un conjunto de imposiciones que, a pesar de no estar expresamente declaradas, existen e impiden a las mujeres llegar a puestos de dirección o avanzar en sus carreras, básicamente porque esos puestos son ocupados por varones.

El techo de cristal es ese obstáculo invisible, que verdaderamente existe en todas las áreas profesionales y los medios de comunicación no son ajenos a la problemática. Este es el motivo por el cual la UNCuyo quiso distinguir a las mujeres que han podido romper ese techo, dentro del periodismo. En Grupo América, fue otorgado a tres mujeres profesionales de la comunicación: a la gerenta editorial Paola Piquer, a la gerenta de Noticias y Producción Periodística de Radio Nihuil Carina Scandura y a la gerenta de Noticias y Producción Periodística de Canal 7, Noelia Nieto.

Las tres son un ejemplo de que, si bien los límites que impone el patriarcado aún existen - y de los cuales el techo de cristal es sólo una muestra más- sortearlos es un desafío que cada vez más mujeres consiguen superar.

Las mujeres tienen la palabra

No hace tantos años -y esta es una realidad con la que la mayoría de las periodistas nos hemos encontrado alguna vez- el rol de las mujeres en los medios era subsidiario al de los varones. Mientras la presencia de cronistas y movileras abundaba en las calles, muy pocas compañeras se sentaban en los puestos en donde se cocinan las decisiones en los medios, periodísticamente hablando: qué noticias poner en la tapa o en la portada de un digital, a qué temas darle mayor relevancia, cómo encarar la cobertura de un acontecimiento político. Todas estas decisiones, quedaron, por muchos años, a cargo de varones.

Así, mientras los periodistas se sentaban a dialogar con el poder, y se dedicaban a analizar las decisiones de un presidente, a las periodistas nos pedían hablar del look de la primera dama. Si bien el patriarcado aún existe, las cosas han ido cambiando para mejor.

Carina Scandura contó cómo fue viviendo esto de abrirse paso en un mundo eminentemente de varones, una tarea que comenzó 30 años atrás.

En los años 90, cuando comencé siendo muy jovencita era imposible pensar que una mujer podía ascender o aspirar a un puesto de conducción dentro de los medios. Las periodistas estábamos absolutamente cosificadas si queríamos trabajar en televisión. Las redacciones llenas de estereotipos y de jefes machistas. Mis comienzos fueron difíciles. Sin embargo, a los 27 años me nombraron Jefa de Sección de la radio, y esa pequeña jefatura me permitió hacerles ver a mis compañeros que había que tener empatía con las periodistas madres o cuando esas mujeres necesitaban tomarse días porque la menstruación les impedía estar de pie En los años 90, cuando comencé siendo muy jovencita era imposible pensar que una mujer podía ascender o aspirar a un puesto de conducción dentro de los medios. Las periodistas estábamos absolutamente cosificadas si queríamos trabajar en televisión. Las redacciones llenas de estereotipos y de jefes machistas. Mis comienzos fueron difíciles. Sin embargo, a los 27 años me nombraron Jefa de Sección de la radio, y esa pequeña jefatura me permitió hacerles ver a mis compañeros que había que tener empatía con las periodistas madres o cuando esas mujeres necesitaban tomarse días porque la menstruación les impedía estar de pie

Según la gerenta de contenidos de Nihuil, Ese fue el principio y el camino que quiso trazar.

No fue fácil ni como jefa de sección ni como jefa de noticias tratar de imponer cuestiones de género. Pero afortunadamente las cabezas de conducción de los medios y grupos están cambiando. Se necesita una mirada con perspectiva de género y no solo por parte de una mujer sino de todos los integrantes de una redacción. Creo que en Nihuil ese camino se está dando con la incorporación de comunicadoras en algunos programas estratégicos y el trabajo diario de editores y redactores que tienen una mirada ampliada sobre los distintos colectivos No fue fácil ni como jefa de sección ni como jefa de noticias tratar de imponer cuestiones de género. Pero afortunadamente las cabezas de conducción de los medios y grupos están cambiando. Se necesita una mirada con perspectiva de género y no solo por parte de una mujer sino de todos los integrantes de una redacción. Creo que en Nihuil ese camino se está dando con la incorporación de comunicadoras en algunos programas estratégicos y el trabajo diario de editores y redactores que tienen una mirada ampliada sobre los distintos colectivos

Para Noelia Nieto el mundo ha ido cambiando de paradigma y ya no se puede volver atrás. Por esto, el reconocimiento ha sido muy importante, para ella, porque es representativo de una lucha colectiva.

Ha costado mucho que las mujeres podamos crecer y ocupar espacios de decisión y poder en todos los ámbitos y profesiones y creo que no es personal. No tiene que ver conmigo sino con una lucha y una entrega que las mujeres en general llevamos adelante desde hace muchos años. Lo importante es observar eso. Hoy soy yo y mañana puede ser otra colega o compañera la reconocida Ha costado mucho que las mujeres podamos crecer y ocupar espacios de decisión y poder en todos los ámbitos y profesiones y creo que no es personal. No tiene que ver conmigo sino con una lucha y una entrega que las mujeres en general llevamos adelante desde hace muchos años. Lo importante es observar eso. Hoy soy yo y mañana puede ser otra colega o compañera la reconocida

La distinción

"En caso de desigualdad, rompa el cristal", fue la consigna utilizada por la Universidad Nacional de Cuyo para homenajear la lucha, en el mes de las mujeres.

La iniciativa de la UNCuyo tiene que ver con el reconocimiento de la problemática, pero también de los logros, en el camino por conseguir la igualdad de género.

La campaña de la UNCuyo se extenderá durante todo el mes de marzo, destacando a las mujeres que ocupan cargos de toma de decisiones, tanto en los medios de comunicación, como en política y dentro de la misma universidad.

De hecho la distinción en si es un martillo, similar al que deben llevar por obligación dentro del transporte público, y la consigna, es similar a la de los carteles de seguridad que indican que "en caso de emergencia, rompa el vidrio con el martillo".

Seguir leyendo