Salvajes

Tres hombres irán a juicio por robar y faenar una yegua

Tres hombres serán enjuiciados por robar, matar y faenar una yegua de forma grave, salvaje y cruel. El hecho sucedió en El Bolsón en Río Negro

Por UNO

(Editado por Pablo González) Tres hombres serán enjuiciados por robar, matar y faenar una yegua de forma grave, salvaje y cruel. El hecho sucedió en El Bolsón en Río Negro y estos tres hombres serán imputados por la ley del maltrato animal.

El delito por el cual se los imputa es por: "abigeato agravado, actos de crueldad sobre los animales y violación a las reglas establecidas por las leyes de Policía Sanitaria Animal".

Seguir leyendo

Maltrato animal perro arrastrado.jpg

"Bonita" se llamaba la yegua de tres años que estaba pastando en un baldío cuando los tres hombres la llevaron hasta el domicilio de uno de ellos y la mataron de una forma excesivamente cruel, metiéndole varias puñaladas en su lomo y cuello y golpes en la cabeza. Estos aberrantes hechos sucedieron el último 22 de junio pasado.

César Ariel Acevedo y Marco Muñóz fueron imputados por "abigeato agravado, actos de crueldad sobre los animales y violación a las reglas establecidas por las leyes de Policía Sanitaria Animal". Del tercer sujeto se desconoce su nombre.

Acevedo se presentó en el tribunal de El Bolsón este y dijo que no sabía que el caballo era robado, que le pidieron hacer una “gauchada” a cambio de un “cachito de carne” y que estuvo en el lugar del hecho apenas unos quince minutos. Contó también que no sabe leer ni escribir, no tiene teléfono celular y el día del hecho estaba ebrio. “Me dedico a trabajar, no andar haciendo macanas”, aseguró.

Según su relato, se estaba en su casa tomando cerveza con Oscar Hugo Pérez, su vecino, cuando apareció Marco con “Piche”, una persona que no identifica más allá de su apodo, y que lo buscaron porque tenían un caballo ahí para degollar, y alguien les había dicho que él sabía hacerlo. “Me llevaron en el auto, así que yo fui, lo degollé y me vine, el animal ya estaba herido”, reveló.

En la casa estaba “el Piche”, Marco Muñóz, Darío Fernández, Hernán, otra persona a la que no conoce y que supuestamente era el dueño del caballo, Marcos Díaz y “el Pulga”. “Esos son los que quedaron ahí, yo fui quince diez minutos ahí y después me fueron a dejar a mi casa de vuelta, no sé qué habrán hecho ellos”.

“Me dijeron que tenían un caballo ahí, que no se si lo habían comprado o qué, que Darío Fernández les había dicho que yo sabía degollar y que si podía ir a hacerle la gauchada esa que ellos me daban un cacho de carne”. Aseguró que acudió al lugar “para degollarlo nomás, cuando yo en el momento fui y degollé, el animal ya estaba lastimado. Yo fui, degollé y me vine”.

Acevedo manifestó que supo después de que el caballo había sido robado porque sus hijas le avisaron que había videos. "Yo no tengo celular ni nada, ahí dije como mierda me dijeron que era legal todo y resulta que sale el video”, refirió.

Quedó imputado en la causa y con prisión preventiva domiciliaria, al igual que Marco Muñóz que había sido detenido algunos días antes. Mientras tanto, la fiscalía busca avanzar en la investigación hacia otras personas que estuvieron en el lugar del hecho.