Los seis jóvenes lavallinos sobrevivientes del trágico accidente en Bolivia no quedaron para nada conformes con la atención que recibieron en el Hospital San Juan de Dios de Tarija. Fue allí donde arribaron los heridos. Según los chicos, no fueron asistidos correctamente y con el profesionalismo que la gravedad de la situación requería.

"No les hicieron ni los primeros auxilios", afirmaron allegados de los sobrevivientes. Los chicos han llegado a Mendoza con heridas complicadas que no fueron atendidas correctamente en el centro asistencial boliviano, aseguraron.

Además dijeron que en casi todos los casos los diagnósticos realizados por los médicos bolivianos, no han sido los correctos. Todo esto quedó en evidencia cuando los jóvenes, tres de ellos con múltiples heridas graves -Brian Tobares, Hernán Arancibia y Gabriel Romero-, fueron diagnosticados al llegar a nuestra provincia.

"A Arancibia lo han medicado de más, estuvo sedado como tres días con un gravísimo golpe en la cabeza y una fractura de cráneo", sostuvo una alta fuente muy allegada a los jóvenes.

Pero no sólo fueron diagnosticados erróneamente, también aseguraron que la atención dejó mucho que desear, ya que las heridas que podrían haber sido curadas o medicadas inmediatamente, no fueron atendidas.

Sin embargo, los jóvenes manifestaron que la Embajada Argentina en Bolivia hizo su trabajo correctamente, como así también la ayuda que recibieron desde el Gobierno provincial y de Lavalle.

Temas relacionados: