Una fiesta clandestina fue desactivada en un patio cervecero de Maipú, el cual contaba con la correspondiente habilitación, pero no para este tipo de eventos. Además, durante el fin de semana se detectaron otras cinco fiestas en toda la provincia en donde no se cumplían las normas sanitarias. En total fueron 6 las fiestas detectadas.

Néstor Majul, secretario de Relaciones institucionales del Ministerio de Seguridad, indicó que varios llamados alertaron sobre música muy fuerte en un patio cervecero de calle Roca, de Maipú. Al llegar al lugar, cerca de las 22 del domingo, encontraron que no se cumplía con ninguna de las medidas sanitarias impuestas por la pandemia de Covid.

Te puede interesar...

“No cumplieron ninguna de las normas, había gente parada, sin barbijo, música muy fuerte y mucha más personas de lo permitido”, prácticamente parecía un boliche al aire libre, detalló Majul a Diario UNO. Inmediatamente la fiesta fue desactivada y se tomaron las medidas correspondientes.

Por otra parte, Majul indicó: “Este fin de semana tuvimos varios llamados al 911 y al 0800-222-0900 sobre algunas situaciones de fiestas clandestinas, de las cuales cinco fueron positivas. Muchos otros llamados fueron por ruidos molestos, a lo mejor estaba haciendo mucho ruido, pero con la cantidad de gente que se podía ya que el nuevo DNU empieza a regir a partir de hoy”.

Las cinco fiestas que se desactivaron fueron en San Rafael, el Este y en el Gran Mendoza, pero lo llamativo fue que “ninguna era masiva. No había más de 60 personas”.

En todos los casos se le dio intervención a la fiscalía correspondiente, y los organizadores del evento y los dueños de las casas fueron detenidos por incumplir el artículo 205. Además se secuestraron los equipos de música.

Majul indicó que siempre existen inescrupulosos, pero que los jóvenes parece que están tomando conciencia de la pandemia, quizás porque ahora tienen algún familiar o amigo que transita por la enfermedad y les toca más de cerca, y las fiestas que desactivan ya no son tan masivas.

Además, sostuvo que las medidas que tomó el gobernador Rodolfo Suarez son muy justas, y que al estar abiertos los bares hasta las 23.30 permite que los jóvenes tengan dónde ir para relajarse.

“Ahora con el nuevo DNU se suspenden todas las reuniones familiares y no familiares, y por favor nos tenemos que cuidar y les pedimos que si alguien organiza una fiesta, que no se prendan en esa”, agregó Majul.