Embed      

Este jueves, cuando se cumplieron 14 años del hecho, se estrenó una película que está llamada a hacerse notar, tanto por su calidad técnica y actoral, como por la historia que relata; nada menos que lo que fue el llamado Robo del Siglo, y un protagonista habló del hecho en Radio Nihuil.

En el robo, siete delincuentes saquearon por medio de túneles las cajas de seguridad de una sucursal del Banco Río, mientras crearon una maniobra de distracción en planta baja tomando rehenes, y donde tomó protagonismo un integrante de la banda, que fue quien histriónicamente negoció con la policía, ganando tiempo para realizar el escape. Ese personaje fue Luis Mario Vitette Sellanes, y fue entrevistado por Nihuil, donde contó anécdotas y algunas disidencias con el libreto del film que dirigió Ariel Winograd y protagoniza Guillermo Francella en el papel de Vitette Sellanes.

Te puede interesar:AUH y Tarjeta Alimentaria: en qué se gasta y a quiénes les corresponde

El programa El Ventilador, que emite Radio Nihuil, entrevistó al uruguayo que pasó a la historia como el Hombre del Traje Gris -Sellanes- que dialogó con Pablo Pérez Delgado, Marcela Furlano y Gonzalo Fernández y contó anécdotas del robo, y habló sobre su libro, las disidencias con el guión de la película, y sobre todo su reinserción social, ya que vive en Uruguay y tiene una joyería.

Sobre la película, alguna bronca

Consultado Sellanes sobre si el libreto del film, con muy buenas críticas previas, estaba baso en su libro El ladrón del siglo, éste dijo: "En realidad no se basó en mi libro “El ladrón del siglo”. Se fundó, más o menos en un libro que se llama Sin armas ni rencores, que escribió el señor Rodolfo Palacios. He visto bastante de la película, no estoy de acuerdo con muchas cosas, pero es ficción", aclaró, para enfatizar luego: "El que está en la película no soy yo, es Guillermo Francella, haciendo –muy bien- lo que le dijeron que hiciera con el libreto", afirmó.

Sobre el tema se explayó: "Ese personaje que hace Francella en esa ficción, no soy yo, en muchísimas cosas. Según la ficción yo vivo con mi hija en Argentina, y mi hija nunca vivió en Argentina. Entonces mi hija sabría o sería cómplice. Eso me dolió mucho", dijo, dejando entrever que no estaba conforme con el tratamiento del personaje en lo que respectaba a su familia. 

Sobre el intento de escape, una vez delatada la banda, Luis explicó: "En la realidad, yo me tomo un avión, y me detienen, porque estaba con pedido de captura. En la película, estos atrevidos libretistas hacen poner al personaje de mi hija en el piso, la esposan con las manos atrás, la maltratan, el rencor no existe para mí, pero estuvieron flojos. Para darle dramatismo, el libretista, que se llama Fernando Araujo, y es un ladrón, que participó conmigo del robo, ¡hubiese puesto a la mamá de él, y al hijo de él para darle dramatismo, no a mi hija!", se quejó Sellanes.

Aquél 16 de enero de 2006

Repasando lo sucedido, la actuación de Vitette Sellanes fue clave, ya que habiendo estudiado teatro para la ocasión, se encargó de distraer a la polícia, entrando en un dialogo con el negociador del grupo Halcón de la policía bonaerense (el robo fue en Acasusso). El uruguayo amenazaba con agredir a los rehenes, y eso limitó el accionar policial.

"Tardaron mucho en entrar los policías, pese a que desde adentro les hacían señas de que no quedaba nadie adentro, pero el negociador –que era yo- se encargó de refrescarles la mente de un hecho trágico. A cada rato les decía ¿querés otro Ramallo?" amenzaba el Hombre del Traje Gris, tal como vistió 
Vitette Sellanes.

Recordando la llamada Masacre de Villa Ramallo, allí la policía mató el 17 de septiembre de 1999 a dos rehenes: Carlos Cháves y Carlos Santillán, usados como escudos por los ladrones, y donde uno de ellos quedó herido, y el otro fue detenido y apareció ahorcado en su celda.

Respecto a algunas acciones de las que se arrepiente de aquel día de hace 14 años, el entrevistado reveló: "Uno de los errores –de los muchos cometidos- fue tratar de romper uno de los gomones. Yo no quería dejar a flote los gomones, que los había comprado en El Tigre, y los agarré con un cuchillo con hoja aserrada y le pegué varias puñaladas. Después el bote se hundió. Yo no lo tendría que haber roto. Tendría que haberlo dejado flotando, porque la correntada se lo iba a llegar lejos" recordó, para agregar: "Entonces donde ellos (la policía) encontraron el gomón, en alguno de los caños donde desagotaban los aliviadores pluviales, que fue por donde escapamos nosotros", dijo.

"No importa, ya está, en mi próxima vida ya sé, porque en esta, no me atrapan nunca más", comentó con una risa cómplice el uruguayo.

Sobre el momento del atraco, hasta que fueron descubiertos los autores del gran robo, donde se calcula que embolsaron cerca de 19 millones de dólares, pasaron "tres meses libres hasta que nos delataron. Yo siempre cargo mis tintas sobre Alberto (de la Torre), que debe tener un cargo de conciencia impresionante", apuntó Luis Mario .

"Lo que vos menos esperás es que una compañera, amiga del secundario, que va contigo a la peluquería, se quede con tu esposo”, explicó el ahora joyero, refiriéndose a que la detención del grupo se debió a la denuncia de la esposa de la Torre, porqué su marido la abandonó para irse al exterior y disfrutar la fortuna con otra mujer.

"El protagonista ese, masculino, compañero mío de robo, es un señor con muchísimos antecedentes penales, con muchísima experiencia. Si vos me decís que es un señor nuevo, que no conoce cómo es esto, vaya y pase", completó.

Una nueva vida

Tras ser encarcelado, Vitette Sellanes recibió una condena unicada de 25 años de prisión por su participación en el mencionado robo al banco Río, sumado a otros asaltos cometidos con la modalidad “hombre araña” en Capital Federal. Pero en agosto de 2013 logró el “extrañamiento”, es decir, ser expulsado del país con la mitad de la condena cumplida.

"Estoy en una nueva vida, con mi esposa, con mi trabajo. Yo disfruto", confesó Luis.

Yo estoy todo el día en la prensa. Acá viene la gente de CNN para la inauguración de mi joyería, porque lo importante es mi reinserción social, no la película, o mi libro" Yo estoy todo el día en la prensa. Acá viene la gente de CNN para la inauguración de mi joyería, porque lo importante es mi reinserción social, no la película, o mi libro"

Vitette Sellanes, integrante de la banda del Robo del Siglo

Respecto a la opinión pública, donde mucha gente manifiesta que "es y será siempre un delincuente", Vittete explicó: "A ellos les gusta decir que yo seré siempre un delincuente, pero es por sus propias frustraciones. Me gustaría investigarlos a ver si tienen alguna demanda por violencia de género o por no pasarle alimentos a los hijos", disparó.

"Lo que pasa es que yo soy público, y los anónimos detrás de un mensaje se arrogan el derecho de tomar un poco de protagonismo porque la única vez que los nombraron fue cuando los inscribieron en el registro civil", comentó con sorna quien fuera el "negociador" de la banda.

"Lo importante es que llevo treinta lejos de la droga y el alcohol, que arruinaron mi vida, y llevo seis años casado, con un hijo, al que llevo todos los días a mi taller; eso es lo rescatable", explicó.

Sobre su vida de joyero, para cerrar, Luis Mario contó una graciosa anécdota. "Viene mucha gente al negocio a comprar alguna cosita y a sacarse alguna selfie. Vez pasada estuvieron en el negocio unos mendocinos con una botella de vino marca Malandra, y vinieron a matarse de risa conmigo haciendo unas fotos", concluyó el ex delincuente.

Temas relacionados:

Dejá tu comentario