En Mendoza ya no será necesario completar una declaración jurada para poder ingresar a un restaurante u hotel. El cambio forma parte de un paquete de medidas que ha puesto en marcha el Gobierno para incentivar la temporada de turismo 2020-2021 y las actividades de ocio.

"Tal como establece la Organización Mundial de Turismo, la actividad requiere de una reconstrucción profunda pospandemia", aseguró la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri, durante la presentación de la campaña Modo Mendoza con la que se promociona la provincia como el destino ideal para quienes decidan visitarla.

Te puede interesar...

Con el objetivo de movilizar a unas de las industrias que más fue afectada por la pandemia de coronavirus, en las últimas horas comenzaron a conocerse toda una serie de flexibilizaciones que tendrán un impacto beneficioso. El anuncio más importante que se realizó el viernes fue la liberación de las restricciones para el ingreso de personas a Mendoza tanto por vía terrestre como área.

Para satisfacer la demanda de este último punto también se le requirió a Aerolíneas Argentinas que incrementara su frecuencia en los vuelos hacia y desde los aeropuertos locales. El tema del ingreso de turistas internacionales aún está siendo evaluado por autoridades del Gobierno Nacional y se espera una decisión en los próximos días.

Pero, a nivel local, los cambios que se han aplicado y se seguirán aplicando están, en su mayoría, orientados hacía este tipo de actividades. Juri resaltó el trabajo que se realizó en torno a la habilitación de áreas naturales, las cuales ya se encuentran recibiendo visitantes desde que Mendoza retornó a la etapa de distanciamiento social.

Según la funcionaria, haber podido habilitar el turismo interno durante los meses previos ha posibilitado que los prestadores, y también las autoridades, hayan tomado experiencia sobre cómo se debe actuar en medio de este contexto de pandemia.

Buscar ser atractivos

La encargada de la cartera de Turismo, quien se ocupó durante varios meses de coordinar el ingreso de personas a la provincia y sus respectivas cuarentenas, subrayó la importancia de que Mendoza sea no solo un destino seguro para quienes decidan visitarla sino que también debía ser atractivo.

Es por eso que las actividades recreativas y de ocio también son incluidas en este paquete de modificaciones que buscan hacerlas más accesibles a pesar de las restricciones epidemiológicas que se aconsejan.

Como primer punto, los cafés, bares y restaurantes ya no deberán requerir una declaración jurada a sus comensales, medida que se aplicó desde fines de mayo. En tanto, los hoteles podrán volver a regirse por el libro de pasajeros aunque en todos los casos se deberá tomar la temperatura para permitir el ingreso.

Modo Mendoza

La campaña que promociona los atractivos de Mendoza ya está en marcha a nivel nacional hace 15 días pero la falta de definiciones sobre la libre circulación por las rutas del país impactó en el nivel de reservas. Sin embargo, las consultas han sido cuantiosas.

Según Juri, entre el 60% y 70% de los interesados son de Ciudad y provincia de Buenos Aires. "Esta decisión de permitir el acceso provocará que se comiencen a concretar las reservas", aseguró la funcionaria pero advirtió que la temporada "seguramente no terminará de la misma forma que inicie". Es que, teniendo siempre presente la situación epidemiológica, se irán realizando modificaciones en la marcha, explicó.