Hazlo tu mismo

Recicla corchos de vino y haz esta fabulosa alfombra

Los corchos son un material muy noble para reciclar, este DIY es especial para decorar pero sobre todo para dar vida a un material reciclado

Muchos juntan los corchos de los vinos en forma de colección, pero este material puede tener una segunda vida. Una opción fascinante es convertirlos en una alfombra única para tu baño. Este proyecto de bricolaje es fácil de realizar por ti mismo y el resultado final complementará perfectamente cualquier estilo de baño, desde lo rústico hasta lo moderno.

Alfombra con corchos de vino. DIY.jpg

Paso a paso para hacer este DIY con corchos y convertirlo en alfombra

  • Reúne los corchos: Antes que nada, asegúrate de tener suficientes corchos; necesitarás entre 150 y 200. Puedes obtenerlos de tus propias colecciones o adquirirlos en tiendas de manualidades o en línea. Si usas corchos usados, limpialos bien para quitar polvo y manchas de vino. Para los manchados, déjalos en remojo con un poco de lejía durante la noche, enjuagarlos y déjalos secar completamente.
  • Prepara los corchos: Con cuidado, corta cada corcho por la mitad longitudinalmente. Es importante hacerlo con precaución para evitar cortes. Lija los bordes si es necesario para dejarlos suaves al tacto.
  • Crea la base: Utiliza un forro plástico resistente o un tapete de baño como base. Puedes ajustar el tamaño según tus preferencias y las dimensiones de tu baño. Corta el material con cuidado y colócalo sobre una superficie plana.

TE PUEDE INTERESAR: Recicla una percha de madera vieja y conviértela en esta original y decorativa idea

DIY corchos para alfombra.jpg
  • Coloca los corchos: Comienza creando un borde alrededor de la base con las mitades de los corchos. Utiliza pegamento caliente para fijarlos, asegurándote de que estén bien alineados y pegados.
  • Completa el diseño: Llena el resto del tapete con las mitades de corchos restantes, siguiendo un patrón o diseño que prefieras. Ajusta y recorta los corchos según sea necesario para que encajen correctamente.
  • Deja secar: Una vez completado, deja que el tapete se seque completamente antes de usarlo. Considera aplicar un sellador protector para hacerlo resistente al agua y prevenir la formación de hongos y moho con el tiempo.

Temas relacionados: