No hay como el dulce de leche casero o artesanal. Hoy, 11 de octubre, se celebra el Día del Dulce de Leche que ya fue reconocido como Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico de la Argentina. Sobre su origen, existen versiones encontradas pero la más popular asegura que se inventó en el 1829 y figura reflejada en un documento que está en el Museo Histórico Nacional. En su honor, te enseñamos a preparar paso a paso la tradicional receta de dulce de leche casero.

Según cuenta la historia, Juan Manuel de Rosas y su enemigo político Juan Lavalle se encontraban en la estancia que el caudillo tenía en Cañuelas, provincia de Buenos Aires, para firmar el o Pacto de Cañuelas. La criada de Rosas estaba preparando la lechada (leche con azúcar) con la que Rosas acompañaba el mate cuando de repente llegó el General Lavalle, quien estaba tan cansado que se tiró a dormir una siesta en la hamaca.

Te puede interesar...

Cuando esto pasó, la criada salió desesperada a buscar a la guardia y olvidó la mezcla cocinándose en la olla. Al volver, se encontró con una sustancia espesa y de color marrón: su sabor no solo agradó a Rosas sino que dicen que hasta lo comparió con Lavalle mientras discutían sobre el pacto.

receta dulce de leche casero.jpg
Receta de dulce de leche casero: día del dulce de leche

Receta de dulce de leche casero: día del dulce de leche

Receta de dulce de leche casero

Conseguir el punto perfecto del dulce de leche artesanal no es tan fácil pero tenés que confiar en la palabra de los expertos: hay que dejar que se haga solo. De ahí que la paciencia es el secreto más antiguo.

Los ingredientes son sencillos: azúcar y leche. Se necesita una cuchara de madera o de acero inoxidable y una olla buena o un jarrito

Ingredientes

  • 1L de leche entera
  • 250 gr de azúcar
  • ½ cucharita de bicarbonato de sodio
  • 1 chorrito de extracto de vainilla

Preparación

  • En una cacerola volcar la leche y calentar sin que llegue a hervir.
  • Cuando la leche se haya calentado agregar el azúcar y el extracto de vainilla.
  • Romper hervor y agregar el bicarbonato de sodio. Es importante ir revolviendo para que el azúcar no se pegué en el fondo de la cacerola.
  • Bajar el fuego y poner en la cacerola un platito: ese plato es el que trabaja por vos haciendo el trabajo de revolver constantemente
  • Cocinar a fuego moderado durante una hora a una hora y media verificando regularmente que la leche no se está quemando.
  • A ese punto la leche ya debe haber tomado un color oscuro, el típico color “dulce de leche”.
  • Una vez trascurrido ese tiempo, sacar el platito de la cacerola, y seguir la cocción revolviendo con una cuchara de madera.
  • Revolver continuamente con movimientos en forma de “8” hasta lograr la consistencia deseada.
  • Para verificar si el dulce de leche está a punto, poner un poquito de la preparación sobre un platito y dejarlo que se enfrié unos segundos.
  • Una vez el dulce de leche listo, envasar en un frasco previamente esterilizado.

Secretito de cocinero: para tener 1 kilo de dulce de leche casero se necesitarán 2 litros de leche. El bicarbonato de sodio será el que evite que la leche se corte y además le dé el color característico del dulce de leche.

El platito se pone como lo ponés en la mesa, boca arriba, para que gire y cumpla la función de revolver constantemente.