Diario Uno Sociedad Dinaf
Se fugaron descalzos y en piyama

Qué ocurrió con los tres niños que escaparon de un hogar en Maipú

Tres nenes de 11, 10 y 7 años cruzaron un patio y treparon a un portón para fugarse, ante la mirada de sus cuidadoras. Fueron encontrados por una familia, aunque la policía ya estaba alertada del escape

La situación ocurrió el sábado 4 pero se hizo pública el miércoles 8 de septiembre: tres chicos de 11, 10 y 7 años se habían escapado del Hogar N° 8 de la Dinaf, ubicado en Maipú, fueron encontrados descalzos y en piyama, deambulando en las inmediaciones del centro comercial Arena Maipú.

El hecho se viralizó porque los tres nenes fueron hallados por una familia que se encargó de ellos, y filmó un video en el que los chicos cuentan que en el hogar hay maltrato y abuso.

Seguir leyendo

Lo ocurrido trató de ser explicado por la directora de Cuidados Alternativos, Belén Canafoglia, pero el argumento esgrimido es, en principio, difícil de comprender.

Según explicó, las dos cuidadoras que se hacen cargo del turno noche del hogar, vieron cómo los niños se escapaban por el patio y saltaban por sobre un portón para salir a la calle, cerca de las 23 horas. Sin embargo, no pudieron hacer nada para detenerlos.

Canafoglia aseguró que se inició una investigación administrativa, pero en la argumentación, se destacó que "el niño mayor tiene problemas de conducta" y es el que se indujo a los otros dos a fugarse.

En cuanto al maltrato y a los abusos, afirmó que "No se constató ningún tipo de daños ni vulneración de derechos". Tampoco dijo si habrá algún tipo de sanción para las personas responsables de cuidar de los chicos, al menos no se resolverá hasta que no se termine la investigación.

Cargan las tintas en el niño mayor

Según la funcionaria, ese sábado, cerca de las 23, todo estaba dispuesto para que tanto estos tres chicos, como los otro doce que viven en el hogar N°8 se fueran a dormir. "De hecho por eso los encontraron en piyama y descalzos, porque se iban a acostar".

La explicación que la funcionaria dio de cómo pasaron de irse a dormir a aparecer caminando descalzos por las inmediaciones de un casino, se centró en el comportamiento del niño mayor, a quien describió como "un chico propenso a hacer berrinches". Argumentó que a este chico de 11 años se le ocurrió contradecir a las cuidadoras en el momento de mandarlos a acostar. "Fue el que hizo más berrinche para irse a dormir", afirmó.

Entonces, y cuando las dos serenas que se encargan del turno noche se dieron cuenta, los chicos estaban atravesando el patio, y trepándose al portón. "Ellas los llamaron, pero los chicos no les hicieron caso".

Acto seguido, y frente a las dos mujeres encargadas, se fugaron.

La intervención del 911

La funcionaria destacó que "inmediatamente dieron aviso al 911, por eso cuando la familia los encontró, la policía ya los estaba buscando".

También explicó que los tres niños se escaparon a las 23 y a la 01 de la mañana ya estaban de vuelta en el hogar.

Sobre la actitud de las dos cuidadoras, que vieron cómo los chicos se escapaban pero que no intervinieron, Canafoglia aseguró "A los niños no se los puede tocar, porque cualquier tirón o marca que pueda tener un niño o niña equivale a un posible maltrato".

No hubo vulneración de derechos

Canafoglia manifestó que "en ningún momento vulneración de derechos". Esto pudo comprobarse, según dijo, porque cuando la policía rescató a los chicos, los llevaron a revisar por personal sanitario, quienes constataron la situación.

También señaló que se realizó una "escucha activa", a los menores que conviven con los tres chicos que protagonizaron la fuga. Esto significa que se los llama a la oficina de Cuidados Alternativos para pedirles que cuenten lo ocurrido y ninguno de ellos habló de maltrato.

Temas relacionados: