Engañoso

Pronóstico del tiempo en Mendoza: domingo soleado y frío

El último día de la semana mostrará cielo despejado a lo largo de toda la jornada, pero la temperatura será baja, sobre todo por la mañana

Por UNO

Este domingo estará soleado, pero hará frío. Será como para sacar fotos de lindos paisajes, pero abrigados a full, principalmente en la mañana. En tanto, la semana comenzará con leve ascenso de la temperatura y continuará con días agradables. Así lo indica el pronóstico del tiempo en Mendoza del Servicio Meteorológico Nacional.

El sol estará a full durante este domingo. El cielo estará despejado, sin embargo, la temperatura no será muy alta. La mínima será de 0ºC y la máxima de 13ºC en el Gran Mendoza. Habrá vientos leves del norte provincial.

Seguir leyendo

Pronóstico extendido

El lunes la temperatura mínima seguirá igual, pero la máxima subirá un par de grados: serán de 0ºC y 15ºC respectivamente. El cielo también mostrará el radiante sol mendocino y soplarán vientos suaves del oeste y norte provincial.

El martes será más "otoñal". La temperatura mínima será de 4ºC y la máxima de 18ºC. ¡Y el cielo seguirá totalmente despejado! es decir, un martes a todo sol, como para que llore el team invierno viendo cómo se pasan los días y el frío se hace presente en cuentagotas. Correrán vientos del sector norte.

Tiempo en Mendoza soleado.jpg

El miércoles nuevamente subirá la temperatura: la mínima será de 5ºC y la máxima de 19ºC. Sin embargo, habrá mayor nubosidad en el cielo, por lo que no será una jornada a pleno sol, pero para nada se tratará de un día gris.

El jueves sube la temperatura una vez más. La mínima será de 5ºC y la máxima de 20ºC. El cielo estará mayormente nublado, sí será un día un tanto gris, pero no mucho. Soplarán vientos leves del noroeste y oeste provincial.

El viernes será el día más cálido de la semana: la temperatura mínima será de 7ºC y la máxima de 21ºC. Además reaparecerá el sol en el firmamento mendocino y, de no ser por el almanaque, que marcará 23 de julio, muchos podrían pensar que la primavera está cerca, aunque falten dos meses.