Cuidado de las plantas

¿Por qué se ponen amarillas las hojas de las plantas? Conoce los 5 motivos y cómo solucionarlo

Si tus plantas pasaron de estar hermosas a tener hojas amarillas y no sabes por qué, descubre las razones y cómo revertirlo

Las plantas son una gran opción para decorar y embellecer el interior del hogar. Con sus colores y distintas variedades aportan vida, color y una sensación de armonía inigualable. Pero ¿te ha pasado de ver que algunas de sus hojas se ponen amarillas y no sabes por qué?

Entre los cuidados básicos de las plantas la exposición a la luz solar, el riego y el sustrato son los principales. Pero muchas veces ocurre que aunque se cumplan con los mismos, de un momento a otro pasan de estar super verdes y hermosas a tener inexplicablemente hojas amarillas generando dudas e incertidumbre en los fanáticos del mundo verde.

►TE PUEDE INTERESAR: Las 5 plantas para tener en casa y ahuyentar a los mosquitos

plantas hojas.jpg

Plantas: los 5 motivos por los que se ponen amarillas las hojas de las plantas y como solucionarlo

A veces las plantas sufren ciertos inconvenientes lo cual generan que su crecimiento y salud se vean afectadas. Por este motivo, es fundamental conocer las razones por las que las hojas de las plantas pueden ponerse amarillas.

Cuando las hojas de las plantas de ponen amarillas se llama clorosis. Esto sucede cuando a la hoja le falta clorofila, que es el nutriente que genera la misma planta para alimentarse y que a su vez le da el color. Cuando no tiene suficiente clorofila no se produce la fotosíntesis correctamente y eso hace que la hoja se seque y caiga.

Es importante solucionar el problema de la falta de clorofila, ya que de lo contrario la planta puede morir. Y para que esto no suceda es importante saber los motivos que generaron este inconveniente.

  • Riego inadecuado: si observas que todas las hojas se pusieron de un color amarillo intenso y parejo en toda la superficie es probable que tengan exceso de agua. Fíjate que el sustrato drene bien y que no se forme lodo. Por otro lado, si la tierra está seca y la planta está amarilla de forma dispareja, puede que no esté recibiendo suficiente agua. Cuando esto ocurre, la planta se deshace de las hojas para evitar la transpiración y ahorrar la poca agua que recibe.
  • Iluminación: es fundamental que reciba luz solar para hacer la fotosíntesis. Si es un planta que requiere de mucha luz y está en un lugar sombrío, verás que las hojas se pondrán de un amarillo pálido.
  • Falta de hierro: si la tierra tiene un PH incompatible con las necesidades de la planta, puede pasar que el hierro no se absorba bien y así se produce la clorosis férrica. Verás que las hojas se pondrán amarillas, pero la nervadura seguirán verdes.
  • Falta de nitrógeno: los nutrientes principales son el fósforo, potasio y nitrógeno. Este último potencia el color verde de las hojas, además ayuda al crecimiento, mientras que el fósforo y el potasio actúan directamente sobre las raíces y la floración de la planta.
  • Plagas de nematodos: estos bichos son unos gusanos microscópicos que se adhieren a las raíces, interrumpiendo el paso de nutrientes. Es muy difícil darse cuenta cuando esto sucede, sobre todo si está en el suelo. La hojas se ponen amarillas, la planta se pone débil y pierde las hojas.

►TE PUEDE INTERESAR: Toma asiento al ver cómo crecen y florecen tus plantas con estos 3 abonos caseros

hojas amarilas-plantas.jpg

Plantas: cómo solucionar estos inconvenientes y evitar que las hojas se pongan amarillas

  • Riego: controla el riego, que el sustrato tenga buen drenaje y que los agujeros de las macetas no estén tapados.
  • Iluminación: conoce bien las necesidades de cada planta y ubícalas en el lugar con la luz adecuada.
  • Clorosis férrica: equilibra el sustrato colocando quelato de hierro o un abono específico.
  • Falta de nitrógeno u otros nutrientes: agrégale un abono específico o pastillas de nitrógeno a la tierra.