Sociedad Abusos sexuales
Juicio histórico

El pedido de la defensa que molestó a los abogados de las víctimas del Próvolo

Por UNO

Antes de que terminara la jornada del primer debate por el caso Próvolo, la abogada defensora de los acusados, Alicia Arlotta, hizo un pedido que rápidamente encontró la oposición de los representantes de las víctimas. Solicitaron que todos los chicos hipoacúsicos volvieran a declarar.

Te puede interesar: Los rostros de los acusados al sentarse frente a los jueces que decidirán su futuro

La defensora de los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho y del empleado Armando Gómez le solicitó al tribunal que más allá de que se puedan presentar y reproducir los videos hechos en Cámara Gesel a las víctimas, estos testigos también deberían declarar en la sala de debates,  ya que todos ellos son mayores de edad.

 Embed      

La defensa aseguró que cuando se tomaron las pruebas los acusados no estaban presentes y es su derecho para establecer su defensa.

Ante este pedido, los abogados de las víctimas se negaron aduciendo que esto sería revictimizarlas y hacerlas vivir nuevamente el hecho que las traumó.

Te puede interesar: Tiros, persecución y rehenes en las calles céntricas mendocinas

Asimismo, se solicitó que todas las declaraciones sean transcriptas en simultáneo para que Corradi pueda leerlas. Esto se debe a que tiene problemas de audición y no escucha. De hecho, durante el debate le tenían que gritar al oído para que escuchara las preguntas que le hicieron.

Este martes, el tribunal deberá decidir si acepta o rechaza estos pedidos.

El cura Corbacho está imputado por 16 hechos por abuso sexual simple, abuso sexual con acceso carnal abuso sexual gravemente ultrajante, y corrupción de menores.

El sacerdote Corradi está acusado por seis hechos por abusos sexual gravemente ultrajante, corrupción de menores y abusos sexual con acceso carnal.

El empleado del Próvolo Armando Gómez, tiene seis hechos en su contra por abuso sexual simple, abuso sexual gravemente ultrajante, corrupción de menores, y abuso sexual con acceso carnal.

Producción: Soledad Segade