Diario Uno > Sociedad > Ola de calor

Ola de calor: las temperaturas sofocantes superarían los 40º

La ola de calor en Mendoza se podría extender hasta fines de enero. Entre el domingo y el lunes puede presentarse el pico con mínimas que alcancen los 25°

El martes se inició en Mendoza una ola de calor que podría perdurar al menos hasta fines de enero. Atrás quedarán las templadas mañanas y noches que acompañaron las primeras semanas de enero para darle paso a días realmente sofocantes en los que las temperaturas mínimas estarán entre los 25° y las máximas podrían superar los 40°.

Entre el domingo y el lunes se podría registrar el pico más alto de este evento meteorológico, según explicó este miércoles Federico Norte. Es que el termómetro solo bajará hasta los 25°, mientras que podría alcanzar temperaturas superiores a los 39° durante esas jornadas.

Te puede interesar...

Ninguno de los modelos indica con certeza hasta cuándo se podría extender este fenómeno pero, al menos hasta el 29 de enero, las condiciones no variarán y el calor permanecerá en Mendoza.

De esta forma, se espera que los próximos días sean muy calurosos, con poco nubosidad y vientos moderados.

Ya en la tarde de este miércoles, la provincia se encontraba tercera en el ránking de las ciudades más calurosas de Argentina con 35° de máxima, solo por debajo de Neuquén (37.7°) y San Juan (36°).

Desde el Servicio Meteorológico Nacional han emitido alertas amarillas para varias zonas de Buenos Aires y Córdoba pero Mendoza aún no reúne las condiciones de alarma, sin embargo, está situación podría modificarse en un futuro cercano.

¿Qué es una ola de calor?

Se define como un período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad. En la provincia, este evento se considera cuando la mínima supera los 20°.

Esos umbrales se establecen en base al denominado Percentil 90 (P90), que también puede verse como la temperatura por encima de la cual uno se encuentra dentro del 10% de temperaturas más altas para ese lugar, acorde al registro histórico de cada localidad. Superado ese umbral, se considera que una temperatura es extrema.

Para evitar los efectos del intenso calor se recomienda:

  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes.
  • Ingerir verduras y frutas.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el Golpe de Calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.
  • Ante dolor de cabeza; vértigos; náuseas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados), se deberá actuar de la siguiente manera:
  • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta.
  • Intentar refrescarlo, mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica.