Diario Uno > Sociedad > Juicio

Noviembre de súper acción en tribunales: el juicio a un juez y el megajuicio Próvolo 2

Los casos del suspendido juez Sánchez Rey y los abusos sexuales en el Próvolo de Luján se ventilarán a partir del 5 y el 20 de noviembre respectivamente

Noviembre promete ser un mes de súper acción en los tribunales de la Justicia de Mendoza porque un juez laboralista será sometido a juicio político.

Pero no solo por eso: también porque comenzará el segundo megajuicio por abusos sexuales en el Instituto Próvolo de Luján con nueve mujeres en el banquillo de los acusados.

Te puede interesar...

El juez acusado

Las audiencias se harán vía remota por la pandemia de coronavirus y en el caso del juicio político será la primera vez que un proceso como este se concrete de este modo.

De acuerdo a lo programado por el Jury de Enjuiciamiento, Vicente Sánchez Rey, integrante de la Quinta Cámara del Trabajo, será sometido a juicio político por desorden de conducta y mal desempeño de sus funciones cuando intentó cobrar $4,5 millones por un accidente laboral que sufrió en 2017.

Este proceso, que será llevado adelante por veiuntiún representantes de la Suprema Corte de Justicia y las cámaras de Diputados y Senadores, comenzará el jueves 5 de noviembre a las 9 de la manaña.

El escenario será el salón de actos del Poder Judicial de Mendoza, donde se desarrolló, entre otros, el último juicio político a un magistrado mendocino. El que a fines de octubre de 2017 determinó la destitución de Anabel Orozco, "la fiscal viajera", decisión que fue confirmada por la Suprema Corte en 2019.

En el caso de Sánchez Rey inicialmente se ha previsto la declaración de casi treinta testigos, los cuales serán interrogados y darán su versión en persona. También el magistrado acusado estará presente.

Todo lo que ocurra en el recinto será transmitido a través del canal del Servicio de Información del Poder Judicial.

Se estima que el juicio político tendrá sentencia el viernes 6 de noviembre a última hora. Sánchez Rey podrá ser destituido y desplazado del cargo, sancionado por hasta 180 días de plazo o sobreseído y restituido en sus funciones de magistrado.

Sánchez Rey tiene 77 años, ingresó al Poder Judicial hace más de 20 años y está suspendido en sus funciones desde agosto de 2019 para afrontar el tramo preparatorio del Jury.

A la vez, está imputado por el delito de fraude a la administración pública. Este caso aun está pendiente de definición porque dos jueces se declararon incompetentes para tratar el pedido del fiscal investigador, Hernán Ríos Ruiz, que pidió sobreseerlo por falta de pruebas.

Próvolo: parte 2

Desde el Poder Judicial aseguran que el segundo juicio del caso Próvolo comenzará el 20 de noviembre y que se extenderá por lo menos hasta fines de enero de 2021 sin la clásica interrupción por la feria de verano.

La demora en comenzar -se habló de julio y después de septiembre- se debe a que el proceso está sumido en un mar de presentaciones de pruebas y de planteos como nulidades y demás escritos; escenario típico de los procesos judiciales con muchos imputados y muchos abogados intervinientes.

En este aspecto, el segundo juicio del caso Próvolo reúne todas las condiciones para ser de largo aliento, muchas veces veces al borde de la inacción: hay nueve personas acusadas.

Entre ellas, dos monjas: Kumiko Kosaka y Asunción Martínez. Más la por entonces apoderada legal del Próvolo, Graciela Pascual Ivars, una psicóloga y personal de cocina y administración.

La única detenida es Kumiko Kosaka porque ha sido acusada e imputada como autora o partícipe de las vejaciones. Tiene el beneficio de la prisión domiciliaria con tobillera electrónica y está alojada en una residencia religiosa.

En junio de 2019 la religiosa nacida en Japón dio esta entrevista a Diario UNO.

Las otras ocho mujeres esperan el inicio del juicio en libertad

El tribunal de sentencia ya está definido. Lo presidirá Horacio Cadile, por estas horas dedicado a resolver todos los planteos previos al comienzo del debate, y lo completarán Rafael Escot y Gabriela Urciuolo.