Diario Uno Sociedad Agrotóxicos
Especie protegida

Muere otro cóndor envenenado con agrotóxicos

Había sido rescatado en 2017 tras caer de su nido y lograron reinsertarlo en la Patagonia. Se suma a una lagra de casos que atenta contra la biodiversidad

Por UNO

Un ejemplar de cóndor que había sido rescatado en 2017 tras caer de su nido y logró ser reinsertado en la Patagonia fue hallado muerto producto de un envenenamiento con un potente agrotóxico de uso prohibido en el país.

En las últimos años se dieron numerosos casos de muertes de estos animales clave en el equilibrio ambiental del sur del país como consecuencia del consumo de cebos tóxicos dejados por ruralistas para matar a pumas y zorros: por ser carroñero, el cóndor termina siendo envenenado también.

Seguir leyendo

Uno de los casos más resonantes fueron los 34 cóndores andinos que aparecieron muertos en Malargüe, en 2018, y según el informe del laboratorio tenían rastros de carbofurano en sus cuerpos, un pesticida altamente tóxico para aves y humanos y que es utilizado para combatir plagas de insectos.

Condores muertos 1

Esta vez le tocó a Paqarina (Generadora de vida), que fue encontrada muerta a en la localidad rionegrina de El Caín. "En el Hospital Escuela de Medicina Veterinaria de Choele Choel, de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), se realizaron los estudios del caso y las muestras enviadas a toxicología demostraron que fue envenenada con un potente agrotóxico de uso prohibido en el país", señaló el Programa de Conservación del Cóndor Andino (PCCA).

Y añadió: "Esta hembrita, con casi 4 años de vida, voló miles de km recorriendo la Meseta del Somuncurá en las provincias de Río Negro y Chubut hasta que en El Caín, a 205 kilómetros de su lugar de nacimiento, encontró una muerte fulminante al ingerir alimento envenenado, presuntamente para matar zorros y perros".

Según se informó, las autoridades investigan el caso y se presentaron denuncias a organismos nacionales para su urgente intervención.

"El uso de cebos tóxicos es sin duda la mayor amenaza de extinción para esta especie amenazada y pone en peligro todas las formas de vida, el ambiente y la salud humana", advirtió el PCCA.

La historia de vida de Paqarina es una muestra de los intentos del PCCA por mantener y conservar al cóndor andino: en mayo de 2018, siendo pichona, cayó de su nido y fue rescatada.

Tras ser trasladada al Ecoparque de Buenos Aires, donde se recuperó de una lesión en su pata izquierda, fue liberada en la costa atlántica de la Patagonia en septiembre de 2019 junto a otros cinco cóndores, en los que fue el mayor número reinsertado en el país.

Sin embargo, casi dos años después de volver a su hábitat, Paqarina encontró la muerte.

El envenenamiento de cóndores es una lamentable constante, debido al uso de un potente veneno en los animales de pastoreo que son utilizados como "cebo" para matar a los predadores, como el puma.

Al tratarse de una penosa práctica común en la zona andina, los cóndores también perecen por el hecho de ser animales carroñeros, que cumplen un importantísimo rol en el sistema ecológico.

El Vultur gryphus es un ave emblemática, una especie clave en el equilibrio del ecosistema andino y un eslabón simbólico con el pasado cultural sudamericano.

En 2017 personal de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza identificó durante una ronda de reconocimiento un ejemplar de cóndor andino que se encontraba postrado a la vera de una ruta malargüina en La Payunia, en Malargüe. Fue recogido y llevado a la base de Guardaparques pero a pesar de los esfuerzos del personal el espécimen falleció durante la noche por causa del estado avanzado de la intoxicación. La autopsia determinó que la causa del deceso se originó por la ingesta de cebo tóxico.

Temas relacionados: