Diario Uno > Sociedad > Madre

Marina, la madre que transformó el dolor en felicidad

Marina Signorelli es madre de Fabrizio. Dice que su hijo es la felicidad y la bendición más grande. Escribió un libro que agotó la primera edición en pocos días

Marina es madre y no sería necesario agregar nada más. Tiene 44 años ahora y ha transformado las dificultades en alegría. Así lo cuenta ella en un libro que ha publicado recientemente, Del Dolor a la Felicidad, un proyecto que le llevó 10 años, que nació de la idea de trascender, primero por la ausencia de su madre y después cuando ingresó al mundo del autismo de la mano de su hijo Fabrizio. Es un libro autogestivo, autobiográfico, con matices de autoayuda y superación personal que ha impactado fuertemente en los lectores.

“Cuando tenía 18 años, en el colegio nos hicieron escribir una carta para nosotros mismos para ser abierta dentro de 50 años, en el año 2044. Eso me sirvió para ver la proyección de vida que hacemos. El libro gira en torno a eso”, dice Marina. Pero, más allá de que allí está su historia completa, lo interesante es ver cómo esta mujer emprendedora e inquieta ha transformado lo que podría ser una dificultad para muchos en su fuente de felicidad.

Te puede interesar...

Vive en San José y hasta hace unos mesesdaba clases de salsa y bachata, pero "la cuarentena frenó todo", cuenta. Ese freno le permitió terminar, editar e imprimir un libro que estaba escribiendo hace 10 años, cuando "la idea fue hacer trascender a mi madre, que falleció hace 17 años, para que mi descendencia la pudiera conocer", cuenta.

Isabel, la madre de Marina, fue monja y tuvo una vida rica e intensa que la mujer quería hacer perdurar. Pero esa idea original fue creciendo y la escritora ("así me defino, y no es que esté formada en Letras, sino que tengo la facilidad de escribir") terminó haciendo un repaso de toda su vida y, especialmente, de sus vivencias como madre de Fabrizio y el autismo.

"La gente se puede sentir reflejada en estas cosas comunes, cómo las afrontamos y las superamos", dice sobre el libro, que está avalado por la Asociación Autismo Mendoza y que es "un testimonio, con una mirada interior del autismo".

Además Marina piensa en lo práctico. "No sé si mi hijo va a poder trabajar y, cuando yo no esté, la idea es que con el libro tenga una manera de comer, día a día. Es que estamos los dos solos como familia, por eso es la idea que todo lo que ingrese por el libro sea para él".

La mamá escritora dice que "mi objetivo principal que se conozca el autismo, porque forma parte de mi vida y de toda la sociedad. Quiero que se conozca más, para comprender e incluir. Uno de cada 59 niños nace con autismo, es muy alta la estadística".

Marina relata que "Fabri es mi único hijo. Estudié Licenciatura en Fonoaudiología y, a pesar que solo me quedaron dos materias para recibirme, no me pude darme cuenta que mi hijo tenia autismo, es muy difícil el diagnóstico" y agrega que, cuando se enteró "fue todo un shock", pero después "lo empecé a vivir como una bendición. Es maravilloso y me hace ver la vida de una forma diferente. Fabri lo es todo, lo mejor que me ha pasado en la vida. Amo la vida que tenemos. Estoy sumamente feliz de que sea mi hijo y yo poder ser su mamá".

En menos de un mes Marina ya agotó la primera edición y ya está casi lista la segunda.

Para comprar el libro

Teléfono: +54 9 2615713092

Email: marinasignoar@yahoo.com.ar

Facebook: https://www.facebook.com/MarinaSignorelliEscritora/