Diario Uno > Sociedad > Sector turístico

Malestar en el sector turístico de Potrerillos por la Fase 1

Dueños cabañas en Potrerillos se quejaron por las nuevas medidas. Desde el sector turístico aseguran que los anuncios "a ultima hora" los castigan

Recién este viernes el Gobierno de Mendoza dio a conocer una serie de nuevas restricciones que afectarán con mayor rigor el turismo este fin de semana. La decisión intenta reducir al mínimo la circulación y evitar las aglomeraciones para el Día del Estudiante. Pero sorprendió al sector turístico de Potrerillos desde donde señalaron que las "improvisaciones de última hora" los afecta.

Te puede interesar...

No se trata de la primera vez que actividades ligadas al turismo y la gastronomía deben actuar con premura y adecuarse como pueden a las medidas sanitarias que se anuncian desde el Ejecutivo.

Para el Día del Amigo -la fecha también se ubicó un lunes- desde el Gobierno los detalles fueron dados el viernes anterior, al igual que ahora. Si bien, la idea era desincentivar que los jóvenes se reunieran prohibiendo las promociones, los locales gastronómicos tenían sus reservaciones agotadas desde hacía tiempo. Es decir que, en este sentido, fue nulo el éxito.

En tanto, fueron los alojamientos los que sufrieron el golpe mayor con la caída de reservas luego de que solo se permitiera a grupos de convivientes alquilar hospedajes.

La situación, en esta oportunidad, vuelve a repetirse y el grado de incertidumbre ya alcanza niveles de agotamiento para estas actividades que deben regirse con reserva previa. Es que, a partir de las 16 del domingo, queda terminantemente prohibido circular por todo el territorio provincial hasta las 5.30 del martes.

Fernando Perera, presidente de la Asociación Turística de Potrerillos, no ocultó su malestar en torno a las recientes restricciones, las cuales catalogó como "improvisadas". Según relató, en cuanto se dieron a conocer muchas reservas comenzaron a cancelarse a las pocas horas.

"Tengo el teléfono que me explota, recibiendo consultas de todos los prestadores", confesó el referente del sector. Es que, quienes habían decidido pasar el fin de semana en la villa se anoticiaron que debían retornar a sus hogares antes de las 16 del domingo o podrían recibir fuertes multas ($10.000).

"Estas improvisaciones de última hora nos mata, nos castiga aún más. Venimos haciendo todo lo que se nos pide. Trabajando con las Municipalidad, cumpliendo cada protocolo. La incertidumbre que generan en los visitantes provoca que la gente haya decidido cancelar y ahora hay que devolver la plata", se quejó Perera.

Para afrontar este nuevo contexto, los dueños de cabañas y alojamientos deben armar estrategias y respuestas en el menor tiempo posible. "En el caso de que la reserva incluyera el lunes, algunos prestadores están ofreciendo regalar una noche para evitar la cancelación. Sí, salís perdiendo pero no al 100%", aseguró el prestador ofreciendo la posibilidad de dormir el martes en la cabaña y regresar esa mañana cuando la Fase 1 haya terminado en Mendoza.