En los barrios de Guaymallén algo está cambiando. Y para bien. Donde había enchastres, suciedad y casi abandono en algunos casos, hoy hay paisajes, figuras de animales, dibujos muy bien logrados y bellas combinaciones de colores. Donde había olvido, hoy hay creatividad. Hay cultura y arte. Y eso al vecino y a la vecina les gusta.

Ellos y ellas son jóvenes y talentosos. Comenzaron a llegar a distintos barrios -y lo seguirán haciendo durante todo este 2021- para poner lindo lo que estaba feo. Los supervisa el área de Cultura de la Municipalidad pero la verdad es que ni supervisión les haría falta porque trabajan con dedicación, pasión y amor.

Te puede interesar...

Eso lo percibe el vecindario que cuando los vio aparecer los observó con sorpresa y desconfianza pero con el paso de los días y a medida que avanzaban sus obras los empezaron a aceptar, a hacerse amigos,a conversar, a arrimarles algo fresco para mitigar el calor y mirar y admirar los murales.

Más de uno incluso se animó a pedirles "una cara de Maradona"o "la imagen de las Islas Malvinas". En una de esas por ahí a alguien le dan ese gusto. También están los que piden el escudo de un club o alguna referencia política. Pero no: está más que claro que temas deportivos y políticos no van. En un barrio hay de todo, se sabe, tanto hinchas de un equipo como de otro; o peronistas, o radicales, o de derecha o de izquierda. Y para que se mantenga la buena convivencia cada uno respeta al otro. Así pasa en los barrios de Guaymallén por lo que transitan los muralistas: al fin y al cabo todos entienden y nadie insiste seriamente con su equipo o con su preferencia partidaria.

Lo cierto es que el trabajo de estos jóvenes ha sido muy bien recibido y verdaderamente la están cambiando la cara a Guaymallén. Hay que ver si no, cómo quedó el barrio Cadore. "Llevar el arte a las calles es lo que más nos gusta", dicen a quien se le acerca.

Son Mari Osorio, José Crear, Carla Korla, Ama Ludmila y Gabriel Paredes. Así firman sus obras. También están en el equipo Ultra Yon y Carlos Escoriza. Son muralistas, diseñadores, ceramistas y docentes. Son los que están embelleciendo las paredes de Guaymallén.