Pese a que desde este miércoles el Gobierno anunció una serie de aperturas y nuevas habilitaciones que dan muchas posibilidades de acción a los mendocinos, aún la provincia prohíbe el uso de los juegos infantiles que están en plazas y paseos públicos, como así también las pistas de salud o espacios para hacer ejercicio que están en diferentes espacios verdes de la provincia.

Lo remarcó el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez en diálogo con Radio Nihuil.

Te puede interesar...

El uso de los juegos infantiles que hay en la gran mayoría de espacios verdes y plazas de toda la provincia se comenzó a encintar al principio de la pandemia por coronavirus para hacer tomar conciencia a niños y padres de que no había que usarlos para evitar contagios. Lo mismo se hizo con los espacios equipados con elementos para hacer ejercicio, llamados pistas de salud.

Juegos de Plaza (1).jpg
Juegos de Plaza (6).jpg

Con el tiempo, cuando las restricciones comenzaron a flexbilizarse y aunque no está autorizado su uso, es común ver a niños acompañados de adultos usando los juegos, tal como se ilustra en esta nota. Las cintas de peligro fueron repuestas en varias oportunidades por los municipios pero finalmente, luego de tantas veces que se han roto o se han sacado, ya casi no se ven en ningún espacio lúdico.

De todas maneras el ministro Ibañez remarcó que estos lugares no se pueden usar porque suponen un vía de contagio directa para los usuarios. "Hay mucha dificultad de control en estos lugares, no se pueden limpiar y desinfectar en forma contínua", explicó el ministro.

Juegos de Plaza (3).jpg
Juegos de Plaza (5).jpg

Por el contrario, el ministro remarcó que los espacios de juegos que están dentro de los centros comerciales o shoppings y los peloteros y salas de juegos sí pueden funcionar desde este miércoles, luego de permanecer cerrados desde marzo. Remarcó, que los peloteros pueden abrir, pero no para festejar cumpleaños sino como un espacio de juego donde no se puede producir aglomeración de personas. Y también es importante remarcar que pueden trabajar al 50% de su capacidad.

En resumen, a partir del decreto que entró en vigencia este miércoles quedaron prácticamente todas las actividades económicas habilitadas con sus correspondientes protocolos.