Diario Uno > Sociedad > El Siete

Lila Levinson, una de las pioneras de la televisión, festejó con El Siete

Lila Levinson es una de las mujeres más importantes en la historia de la televisión de Mendoza y participó de lo festejos del cumpleaños 60 de El Siete

El Siete cumplió 60 años y los festejos se han ido extendiendo a lo largo de toda la programación. Comenzó con Marcelo Romanello y Laura Carbonari en Hola Mendoza, luego Gisela Campos se sumó a Mejor de Mañana, el Dr. Daniel Vila en El Mediodía y Lila Levinson fue parte de Desde la Redacción.

"Encantada de estar acá en El Siete, en mi casa. Pasaron los años y volví a mi casa a través de radio Nihuil, así que estoy muy feliz. Recuerdo uno por uno a mis compañeros y lo maravillosos que fueron", recordó Lila Levinson entrevistada por Marisol Benegas y Rodi Gravina.

Te puede interesar...

"Era muy jovencita y me presenté con mi curriculum. Me preguntaron si había hecho algo relacionado a la tele y dije que no, pero yo quería intentar entrar a las oficinas como administrativa. Había un señor de una de las agencias de publicidad más grandes de la Argentina y se acercó a preguntarme si era modelo y le respondí que sí, aunque jamás en mi vida lo fui. Así empecé hace 60 años y nunca dejé de trabajar", recordó Lila sobre sus inicios en la televisión en marzo de 1961.

Clari Ceschin y Lila Levinson El Siete 2.jpeg

"Algunas veces hice 11 comerciales en un día y yo me cambiaba detrás de la cortina y algunos muchachos me ayudaban, porque antes los comentarios eran en vivo y no se leía, se estudiaban de memoria", agregó Lila entre risas en Desde la Redacción.

"Al otro día que salí en cámara mis padres me fueron a ver a una vidriera porque no tenía TV. Al otro día de salir era una estrella, era impresionante. Gracias al público logré estar donde estoy ahora", agradeció a todos los mendocinos la estrella de la televisión.

"Fui pionera con el camión de exteriores cuando hicimos un programa por el Día de la madre. Luego, el 25 de mayo de 1980, con Juan Carlos Morales inauguramos la televisión color. También inauguramos el satélite cuando estuvimos 24 horas sin dormir transmitiendo con Chile desde la Bodega del 900, fue fantástico", detalló Lila.

"Hacía tantos programas y tuve la bendición que con todos los que trabajé tuve buena onda. Cada programa para mí era parte de mi vida, de lo que hacía. El público me quería y entonces recuerdo que sacaron una nota en un diario que decía "la princesita de la tele" porque era como la hija de muchas personas que me miraban en la televisión muchas horas por día. Gracias al público que ha permitido que yo siga trabajando y siempre lo he hecho con mucha responsabilidad", agradeció a los televidentes.