Diario Uno > Sociedad > Salas de 4 y 5

Las inscripciones para salas de 4 y 5 años pasaron para noviembre

A fin de noviembre comenzarán las inscripciones para las salas de 4 y 5 años. Buscarán que sean presenciales

Las inscripciones para salas de 4 y 5 años de la Dirección General de Escuelas del años 2021 pasaron para noviembre, probablemente para fines de ese mes. No está precisa aún la fecha y se está estudiando de qué modo hacerlo para que sea con la presencia de los padres para que puedan explicar las necesidades de sus hijos acerca de cercanía con el domicilio o bien las comodidades familiares u otro tipo de requerimientos. El dato lo confirmó Adriana Rubio, directora de Nivel Inicial de la Dirección General de Escuelas. La funcionaria se refirió también a la problemática que atraviesan los jardines de infantes por la extensión de la pandemia del coronavirus en Mendoza.

La compleja virtualidad

Los jardines de infantes, también debieron adaptarse a la virtualidad, pero no es fácil para niños tan chicos. Algunos habían comenzado a adaptarse cuando de pronto se interrumpió todo en la Argentina por el coronavirus. Mendoza claramente no es la excepción. Los chicos sienten mucho la falta de socialización, extrañan a a "la seño", quieren estar con sus compañeros y les cuesta más la virtualidad. Por ello es valioso conocer una opinión calificada como la de Adriana Rubio, quien dejó sus impresiones en una nota con Carina Scandura y Carlos Hernández, por Radio Nihuil

Te puede interesar...

"La situación es complicada y no podemos negar esta realidad. Estamos viviendo una experiencia diferente y hay que agradecer a los docentes que se han puesto al hombro esta propuesta de la virtualidad. Tampoco sabíamos de esto y tuvimos que aprender. Cada docente ha hecho un esfuerzo enorme para llegar a las familias. Pero sabemos que no es lo mismo la presencialidad, la sociabilización, las ganas de estar con los compañeritos y darles un beso e incluso pelear, cosas propias del nivel inicial que hoy no las podemos tener", comenzó diciendo Rubio.

"Las docentes han hecho maravillas -continuó-. Cada una ha puesto lo mejor para que los niños están contenidos. Hace poco Nación sacó un artículo en el que abordó las inhibiciones y regresiones. Y nosotros hemos trabajado en una propuesta integral desde mitad de año, que atiende la parte de las emociones. Es para tratar la necesidad de que el niño desde su casa fortalezca las emociones. Empezamos talleres con los papás, que son fundamentales para esto".

La base emocional es clave para la vida diaria de los chicos. Nosotros tenemos que acompañar y dar herramientas a los papás. Herramientas simples. Es que las emociones determinan después cómo afrontamos la vida La base emocional es clave para la vida diaria de los chicos. Nosotros tenemos que acompañar y dar herramientas a los papás. Herramientas simples. Es que las emociones determinan después cómo afrontamos la vida

Los chicos desconectados

"Estamos trabajando con los directores por esos niños que no quieren o no pueden conectarse. Ya estamos pensando para el año que viene cómo podría ser la presencialidad. Pensamos junto a supervisores proyectar y mirar en estos tres meses cuál ha sido el resultado. En muchos casos hasta ahora es positivo. En julio teníamos ausentismo del 60% y hoy tenemos una participación que llega al 95%", contó Rubio.

La directora admitió: "Sabemos que queda un porcentaje que no se conectó y tenemos que ver cómo llegamos a ellos el año que viene y buscar estrategias para lo que queda de este año. Salimos a buscar uno por uno y los tenemos visibilizados. Están los que no tienen posibilidades tecnológicas o plata para pagar internet. Desde la Dirección General de Escuelas se están consiguiendo dispositivos, computadoras, celulares para llegar a ellos. Y queremos que ellos sean los primeros que regresen a la presencialidad cuando se pueda".

Las emociones

Adriana Rubio volvió sobre las emociones: "Estamos dando prioridad a la parte emocional. Darle a cada familia las herramientas para que escuchen a los niños, atiendan sus opiniones y darles opciones para que tomen decisiones. Tenemos que ser oyentes de los niños, estar atentos. Tratarlos con respeto, con amabilidad, fomentarles su autoestima, ayudar a su parte psíquica. El tema nos preocupa y nos ocupa.