Ella es una de las figuras emblemáticas y cuadro obligado de la Fiesta de la Vendimia, debido a la devoción de los mendocinos a su figura. Es la Virgen de la Carrodilla, y Las Heras tuvo este jueves el honor de ser visitado por la "protectora de los viñedos" en su recorrida provincial. Debido a la pandemia, este año la peregrinación en Vendimia fue diferente.

Los viñedos de una finca de El Borbollón, en Las Heras, engalanaron sus frutos de esta vendimia para recibir la inédita visita de la Virgen de la Carrodilla. Esas doradas hileras lasherinas que llevan al horizonte mágico de la cordillera se vistieron de fiesta. Porque la pandemia les dio la oportunidad de cumplir el sueño de que la patrona de los viñedos se hiciera presente en este lugar recóndito del norte mendocino.

Te puede interesar...

Así fue como, sobre esas tierras sembradas de vides que ofrecen sus frutos desde hace 17 años, este miércoles hizo su aparición la Virgen de la Carrodilla. Se dio en el marco de la peregrinación en tiempos de Vendimia que la imagen de la virgen realiza por la provincia hasta llegar al día de la Bendición de los Frutos. Esta vez, debido a la pandemia, el peregrinaje estuvo acotado y no transitó calles junto a una multitud.

Recibida en la intimidad

Se trató de una ceremonia íntima, muy emotiva, presidida por el padre Francisco Bernardi y protagonizada por mujeres en la finca de Elizabeth Lopresti. Una cosechadora, una vecina y la dueña de casa terminaron con lágrimas en los ojos al vivenciar la llegada de la Virgen.

Llegada de la imagen peregrina de la Virgen de la Carrodilla a la finca La Evelia de El Borbollón.

“Hoy he tenido un día maravilloso, inolvidable”, expresó Elizabeth luego de despedir a la patrona de sus viñedos. “Estoy embargada por un montón de sentimientos que llegan a mi corazón y a mi alma porque desde pequeña he mamado este amor a la vitivinicultura”, confesó. Y en el acto pidió bendiciones y agradeció a la virgen por proteger las tierras de ella y de todo Las Heras, “honrándonos con su visita”.

La Evelia es la finca de El Borbollón que eligió la Virgen de la Carrodilla para llevar su mensaje de esperanza y bendecir esos frutos. Se trata de un campo sembrado de vides desde el 2004, gracias a las manos y la convicción de la productora vitivinícola Elizabeth Lopresti, quien viene de una familia dedicada a la vitivinicultura. Sin herencia, decidió de todos modos continuar ese legado apostando por tierras de Las Heras.

“Cuando la compré no había nada. Me fui a trabajar a España para conseguir dinero e invertirlo acá. Empecé a cultivar al año, en 2005. Tengo uvas Sirah, todo va a vinificar. No tengo mi propio vino, es un anhelo para mí pero vamos paso a paso”, contó.

“Hice esta finca de cero, planté las primeras parras con mis propias manos, atravesé dos incendios, tormentas de granizo y, pese a las pérdidas, seguí adelante”, reveló la mujer. Y aportó que su padre fue fundador de la Cooperativa El Algarrobal, “ahora yo formo parte del consejo de administración”.

Y sobre su condición de mujer en un rubro copado por hombres, “Eli” consideró: “Hoy ya somos más mujeres, claro que la mayoría se dedica a esto por herencia, no es mi caso. E innovado en este sentido y no me siento discriminada”.

Además, su elección de Las Heras para dedicarse a la vitivinicultura se da porque “aposté por Las Heras y sigo apostando, sobre todo por este lugar, por El Borbollón”. Enamorada del lugar que ve crecer, exclamó: “Mirá esos paisajes, cómo no te vas a enamorar. Pocos saben que tenemos esto en Las Heras. Así que apuesto también por desarrollar el enoturismo, que el mundo conozca estos paisajes maravillosos que tenemos. Los atardeceres acá son únicos, soñados”.

El padre Francisco bendijo los viñedos lasherinos

Para esta edición especial de la Vendimia Nacional 2021, la peregrinación de la Virgen de la Carrodilla abarcó de Maipú, Luján de Cuyo, Guaymallén, Ciudad de Mendoza y Las Heras. La presencia de su imagen concluirá este sábado 6 cuando, cinco minutos antes de la proyección del audiovisual Especial Vendimia, se emita la Bendición de los Frutos por primera vez en formato virtual.

El padre Francisco Bernardi, de la Pastoral Migratoria e Itinerante de la Arquidiócesis de Mendoza que abarca la Pastoral del Turismo, presidió la visita lasherina de la patrona de los viñedos, y ofreció un mensaje de esperanzas y prosperidad en esta ceremonia ecuménica con la imagen peregrina de la Virgen de la Carrodilla apostada sobre la caja de carga de una camioneta de Gendarmería.

“Ella viene a visitar a sus hijos en sus ambientes donde todo el año transcurre su trabajo, de esfuerzo, de sueños, de angustias y a veces también de frustraciones”, afirmó el padre Bernardi y rescató la oportunidad que da la pandemia de acercar la imagen de la Virgen a los trabajadores, “en este espacio de intimidad donde confirmamos que no estamos solos a pesar de todo y somos una familia” para agradecerle sus bendiciones “ya que estamos celebrando la vendimia pese a todo, no sólo la vendimia de la recolección de los frutos sino también la vendimia de crecer como una sociedad más justa y más fraterna”.

Al mismo tiempo, el cura destacó que visitar en este contexto una finca familiar como La Evelia, “que son estos lugares de emprendimientos pequeños donde se juega día a día, palmo a palmo el sueño de construir una sociedad basada en el trabajo para compartir con los hermanos”, permite “revitalizar los valores fundamentales de nuestra sociedad”.

“Llegar a los cosechadores, a los golondrinas para tender el manto de abrigo de nuestra virgen es nuestro propósito, y en esta ocasión lo hemos logrado”, finalizó el padre Francisco.

Fuente: Municipalidad de Las Heras