Caso emblemático de San Rafael

La desaparición de Oscar Garavaglia: 44 años de misterio y la teoría criminal del pacto de silencio

Oscar Garavaglia tenía 17 años y su desaparición se produjo en la zona de En Nihuil, adonde había llegado con otras cinco personas. Según ellos, se esfumó. La familia del muchacho reclama justicia y que San Rafael se pronuncie "a viva voz por este crimen"

En San Rafael, el apellido Garavaglia refiere, de manera directa y sin posibilidad de equívocos, a la misteriosa desaparición de un muchacho de 17 años, ocurrida el 12 de enero de 1979 en la zona de El Nihuil.

Sin embargo, desde entonces, para los padres y hermanos de Oscar Garavaglia -de él se trata-, hubo un "pacto de silencio" entre cinco personas para ocultar el asesinato del joven deportista de ojos azules.

Susana Garavaglia, al evocar el aniversario número 44 del caso, contó a Diario UNO que aun sigue recorriendo los tribunales en busca de justicia. Y que aporta datos y posibles pruebas. Pero nada.

"Me responden que ha pasado mucho tiempo y que el delito ya prescribió" "Me responden que ha pasado mucho tiempo y que el delito ya prescribió"

TE PUEDE INTERESAR: Por los desaparecidos Garrido y Baigorria ofrecieron $1,5 millones de recompensa

La incertidumbre y el silencio

Ha pasado mucho tiempo desde la desaparición de Garavaglia. Está claro. Y el tiempo que pasa es la verdad que huye, como dice un viejo adagio ligado a la Justicia.

imagen.png
Oscar Garavaglia en una foto de la niñez.

Oscar Garavaglia en una foto de la niñez.

Pero también sucedieron otros hechos, importantísimos, como las muertes de cuatro de aquellos vecinos y acompañantes del muchacho durante esos días de campamento, pesca y cacería de piches y quirquinchos.

Es que con los fallecimientos de Alfredo Alonso Decarre, Horacio Nardoni -acuchillado tras una discusión doméstica-, Julio Pérez Sierra y Atanasio Pérez Confetti, padre de Pérez Sierra, se esfumaron prácticamente casi todas las chances de acceder a la verdad.

Pero no todas las posibilidades porque hay un sobreviviente: Daniel Vidalled, arquitecto de profesión y ex funcionario del gobierno de Córdoba en 1998.

La familia de Garavaglia aun tiene esperanzas de saber qué pasó con Oscar aquel día de enero de 1979.

La incertidumbre es lo peor, sostienen. El no saber fue determinante para causar la muerte del padre del muchacho. La madre, que tiene 83 años, no se rinde y también quiere la verdad.

La versión oficial

Cuenta la historia que los Garavaglia supieron, por teléfono y de boca de Atanasio Pérez Confetti, que a Oscar Garavaglia se lo había tragado la tierra. De un momento para otro y sin dejar rastros.

Creyeron que era ésa una forma moderadamente humana de anticiparles un final lógico que les revelaría más tarde. Entonces pensaron que quizá Oscar se había ahogado o había tenido algún accidente, y que eso les iba a decir de un momento para otro. Pero no. No hubo ninguna versión posterior. Jamás. Y eso fue, para los Garavaglia, la cristalización de un pacto de silencio que lleva más de 44 años.

Que ninguno de los acompañantes hubiera radicado una denuncia en la Policía de Valle Grande también incrementó las sospechas de confabulación.

Susana Garavaglia explica hoy que el cambio de actitud de quienes habían estado con su hermano fue una muestra clara de ocultamiento. Ella y otros familiares se encargaron de buscar pistas, datos. Alguna explicación. Se entrevistaron con jueces y fiscales de los '80 y de otras épocas que estuvieron a cargo de la causa. Pero nada.

La pesquisa, curiosamente, estuvo bajo secreto de sumario durante casi 20 de los 44 años transcurridos desde la desaparición del chico Garavaglia. También hubo testigos a los que no se les tomó ni recibió declaración.

Siempre hay tiempo de arribar a la verdad. Más allá de los tecnicismos legales.

La hermana de Garavaglia hizo pública esta semana una carta dolorosa, dirigida a la comunidad sanrafaelina.

"Jamás cobré un peso por este delito; tampoco es lo que persigo. Sólo quiero velar y enterrar a mi hermano en su ultima morada. Ruego a Dios no morir sin saber la Verdad. ¿Se hará Justicia? También deseo que todo San Rafael pida justicia por ese crimen a viva voz. Nunca te olvidaré ni dejaré de buscarte Oscarcito; espero cumplir ese legado" "Jamás cobré un peso por este delito; tampoco es lo que persigo. Sólo quiero velar y enterrar a mi hermano en su ultima morada. Ruego a Dios no morir sin saber la Verdad. ¿Se hará Justicia? También deseo que todo San Rafael pida justicia por ese crimen a viva voz. Nunca te olvidaré ni dejaré de buscarte Oscarcito; espero cumplir ese legado"

TE PUEDE INTERESAR: Ahora que se reabrió el caso Guardati, se revelan secretos de la investigación paralela

Temas relacionados: