Diario Uno > Sociedad > vacuna

Iris Aguilar, la jefa de la vacunación: "Me escribe mucha gente pidiéndome la vacuna"

La jefa de Inmunizaciones de la provincia, contó que recibe cientos de mensajes de gente que quiere recibir la vacuna contra el coronavirus. Recomienda tener paciencia y seguir cuidándose

Iris Aguilar, la jefa del departamento de Inmunizaciones de Mendoza y quien es la encargada de seguir las directivas para que la vacuna contra el coronavirus cumpla con las metas de la campaña determinadas por el gobierno Nacional, es parte del ministerio de Salud de la provincia desde el 2008, época en la que Sergio Saracco estaba a cargo. En total, ha pasado por las gestiones de nueve ministros de ésta área de gobierno: Saracco, Juan Carlos Behler, Carlos Díaz Russo, Matías Roby, Oscar Renna, Rubén Giacchi, Claudia Najul, Elizabeth Crescitelli y la actual ministra, Ana María Nadal.

Es decir que a Iris Aguilar, experiencia no le falta en gestión, de hecho, de los 13 años que hace que forma parte de los equipos de salud de la provincia, la mayor parte la ha pasado en el departamento de Inmunizaciones.

Te puede interesar...

Si bien reconoce que hace algunos años el trabajo se viene intensificando en su área, ya que el calendario de vacunación obligatoria ha crecido, durante la pandemia, el ritmo no se puede precisar.

Lo que estamos viviendo en Salud desde que comenzó a pandemia de coronavirus, supera todo lo imaginable Lo que estamos viviendo en Salud desde que comenzó a pandemia de coronavirus, supera todo lo imaginable

Más allá de las expectativas

Aguilar explicó que, a diferencia de lo que suponía cuando comenzaron a llegar las dosis de la vacuna para el coronavirus, la aceptación y la adherencia del personal de salud ha sido casi del 100%.

vacuna rusa mendoza 1.jpg
La titular de Inmunizaciones, Iris Aguilar, contó que se hará un seguimiento de control a los profesionales que recibieron la vacuna rusa para constatar si se dan efectos adversos.

La titular de Inmunizaciones, Iris Aguilar, contó que se hará un seguimiento de control a los profesionales que recibieron la vacuna rusa para constatar si se dan efectos adversos.

Hemos empezado por las áreas más críticas, pero de a poco la vamos extendiendo. Ahora estamos en la etapa de vacunar al personal de los centros de salud, estoy sorprendida de la gran predisposición de quienes integran los equipos de salud para vacunarse Hemos empezado por las áreas más críticas, pero de a poco la vamos extendiendo. Ahora estamos en la etapa de vacunar al personal de los centros de salud, estoy sorprendida de la gran predisposición de quienes integran los equipos de salud para vacunarse

Si bien aún no hay precisiones de cómo continuará el circuito de vacunación contra el coronavirus, Iris Aguilar cuenta acerca de la cantidad de mensajes que recibe por día para conseguir la vacuna.

Me escribe gente que no conozco y que no sé cómo tienen mi teléfono, y me piden por favor que la tengamos en cuenta para vacunarla. Yo les respondo a todos Me escribe gente que no conozco y que no sé cómo tienen mi teléfono, y me piden por favor que la tengamos en cuenta para vacunarla. Yo les respondo a todos

Se nota que es paciente y se toma el tiempo para dar respuestas a todos los mensajes y a todos los pedidos que recibe, pero la respuesta ante los requerimientos de personas que no están en el primer circuito de vacunación: personal de terapia intensiva, guardia, servicios de emergencia, internación general y centros de salud.

En los trabajadores de la salud ser irán las primeras 11.500 dosis de la vacuna contra el coronavirus, que se distribuyen en forma equitativa en toda la provincia y después veremos como seguimos En los trabajadores de la salud ser irán las primeras 11.500 dosis de la vacuna contra el coronavirus, que se distribuyen en forma equitativa en toda la provincia y después veremos como seguimos

Esto lo explicó a raíz de la gran ansiedad que hay en la comunidad docente, para saber cuándo les tocará vacunarse, si será antes del inicio de clases.

Mitos que conviene derribar

Iris Aguilar manifestó que, lo primero que se debe hacer es descarar todo tipo de mensajes y cadenas virales que no se pueden chequear de ninguna forma.

phone-telefono-celular-cell.jpg
Lo mejor cuando se reciben mensajes virales que de ninguna manera son chequeables, convine descartarlos.

Lo mejor cuando se reciben mensajes virales que de ninguna manera son chequeables, convine descartarlos.

En las cadenas de Whatsapp figura de todo, desde que nos va a poner un chip con la vacuna para controlarnos, hasta estrategias conspiracionales de la más variada índole. La verdad es que a los fanáticos del movimiento antivacunas, es imposible convencerlos de que mientras más se vacune la gente, más rápido se logrará la inmunización de rebaño, si la enorme mayoría de la población se vacuna, eso funciona como escudo protector"

Aguilar manifestó, además, que se apunta a que baje la intensidad y el coronavirus se transforme en un virus endémico, con el que se pueda convivir, como con el de la gripe.

Es bueno que la gente se concentre en estos puntos

  • La vacuna que tenemos ha seguido todos los estándares recomendados para su aprobación no es una experimentación y no están improvisando
  • La sobreinformación en estos casos, no es buena porque genera más ansiedad.
  • Que la vacuna contra coronavirus, no produce infección por coronavirus, no tiene capacidad de producir la enfermedad.
  • Si la segunda dosis no se da exactamente pasados los 21 días de la primera, no afecta en nada el proceso. La separación entre una dosis y otra es de 21 días como mínimo.

Mientras tanto, hay que seguir cuidándose porque la vacuna no es la solución mágica, los métodos de protección se han relajado en los últimos tiempos. Hay que continuar llevando tapabocas, respetando el distanciamiento social y lavándonos las manos. Estas medidas han producido una disminución considerable de las enfermedades respiratorias el año pasado y apuntamos a retomarlas para que este año surtan el mismo efecto Mientras tanto, hay que seguir cuidándose porque la vacuna no es la solución mágica, los métodos de protección se han relajado en los últimos tiempos. Hay que continuar llevando tapabocas, respetando el distanciamiento social y lavándonos las manos. Estas medidas han producido una disminución considerable de las enfermedades respiratorias el año pasado y apuntamos a retomarlas para que este año surtan el mismo efecto