Sociedad | coronavirus | Virus | Infectólogo

Infectólogo alertó sobre las secuelas del coronavirus

En medio de la crítica situación de contagios que hay en Argentina, hay estudios ponen énfasis en los problemas a largo plazo que puede causar el coronavirus

La pandemia de coronavirus sigue teniendo una enorme cantidad de interrogantes. Poco a poco, científicos del mundo reúnen información sobre este virus e investigaciones en diferentes países demuestran que el tema es mucho más amplio y complejo. Es que las secuelas que deja en el organismo podrían provocar serios problemas en quienes lo padecieron.

Mientras hay decenas de proyectos en marcha que buscan la vacuna, todavía no se ha logrado encontrar un tratamiento que sea efectivo para bajar la mortalidad aunque el plasma está dando grandes resultados. Por otra parte, el cúmulo de datos que se han ido recopilando desde diciembre del 2019 pone en ventaja a esta parte del globo con respecto a los protocolos y síntomas para detectar la enfermedad.

Te puede interesar...

Hasta el momento, el coronavirus ha afectado a más de 26 millones de personas en el mundo y provocado la muerte de casi 900 mil personas. La cifra de contagios en Argentina baja al medio millón y algo más de 9 mil fallecimientos.

En Mendoza, tras un agosto funesto con más de 6.000 infectados, septiembre parece no dar tregua al exigido sistema sanitario y en solo tres días se sumaron cerca de 2.000 nuevos casos.

Las advertencias que apelan al autocuidado parecen no ser suficientes y esta falta de conciencia social es lo que más se lamenta desde el área de salud.

El médico epidemiólogo y asesor del Gobierno de Córdoba, Hugo Pizzi, mostró una enorme decepción ante eventos como el ocurrido esta semana en el cerro Chapelco, de Neuquén, en donde decenas de personas se reunieron sin respetar el distanciamiento social ni el uso del tapaboca mientras viralizaban un video en el que se jactaban de no respetar la cuarentena.

https://twitter.com/andres_oliva/status/1301634456466358272

"El dolor que nos ha ocasionado ver esto teniendo compañeros médicos y enfermeros muertos, es imperdonable. Estos grupos de indolentes e imprudentes nos hacen la vida imposible. Son unos irresponsables, descocados e infelices", lanzó con enojo el especialista, quien pidió una adhesión "absoluta" a las medidas sanitarias por parte de la población como la única forma efectiva de combatir al coronavirus.

"Estamos en un momento crítico. Este es un virus impredecible con una gran capacidad destructiva"

"Estamos en un momento crítico. Este es un virus impredecible con una gran capacidad destructiva que, inclusive, ha tenido algunas mutaciones descriptas por científicos europeos. Estas mutaciones han provocado que tenga un índice más alto de contagiosidad pero, aparentemente, menos impacto sobre la vida", detalló.

La importancia de la cuarentena

Para Pizzi la decisión de establecer las medidas de aislamiento social desde marzo fue acertada pero enfatizó en la necesidad de no descuidarse en este momento.

"Nosotros encorsetamos a la pandemia, lo hicimos para estar preparados y poner presto a todo nuestro sistema sanitario, entonces fuimos corriendo el pico. Pero es muy interesante que la gente sepa que, si bien estamos en la parte crítica en donde todos debemos adherir a las medidas sanitarias estrictamente, el virus luego de llegar a su pico máximo, inicia la meseta y comienza a perder fuerza. Esto se ve en la historia de todas las virosis. Este debilitamiento se da por cuestiones inherentes al virus y a los seres humanos ya que la población va teniendo anticuerpos", aseguró el epidemiólogo.

Como ejemplo a esta situación expuso lo ocurrido en la Villa 31 de Buenos Aires en donde, según estudios nacionales, el 40% de la población tiene anticuerpos para coronavirus.

Los nuevos brotes surgidos en Europa no vendrían a romper estas características señaladas por Pizzi. "En Europa hubo zonas absolutamente blancas en donde no se registraron prácticamente casos en un principio. Hablamos de comunidades mediterráneas, alejadas de los puertos y centros urbanos que se mantuvieron aislados de los primeros focos. Ahora, debido al aumento de circulación y movilidad producto del verano y la flexibilización, el virus encontró un terreno propicio para volver", explicó.

Las graves secuelas tras la recuperación

Mucho se ha hablado de los grupos de riesgo y cómo la mortalidad aumenta por grupo etario o en personas con enfermedades prevalentes pero hay estudios que advierten sobre la heterogeneidad de las víctimas de coronavirus a lo ancho del mundo.

Por ejemplo, un trabajo realizado por la Asociación de Patólogos Forenses Federales Alemanes muestra los resultados luego de practicar cerca de 200 autopsias en personas que padecieron esta enfermedad. "De este total, el 75% fueron muertes ocasionadas directamente por coronavirus. No había diabetes, hipertensión ni cáncer. Fue el virus a través de su capacidad destructiva. Pero, lo más curioso, es que no se trataba de un grupo etario específico y a todos los afectó con la misma intensidad", precisó Pizzi.

Dentro de las observaciones que ofrece este informe se especifica que el virus lo primero que hace es destruir la capa interna de las arterias que es la que permite que los glóbulos rojos circulen sin adherirse. "Es por eso que se forman los trombos y los embolos. Esto es lo que incrementa la posibilidad de un fallecimiento por embolias pulmonares, ACV o por una insuficiencia renal", aseguró.

Pero estos cuadros no serían los únicos. El epidemiólogo también explicó que diferentes asociaciones de cardiología, neumonología y neurología del mundo han advertido sobre otras importantes secuelas.

"A pesar de superar la enfermedad el virus puede provocar otros daños en el organismo. Pueden registrarse fibrosis cuando la secuela queda en el pulmón. También puede haber un debilitamiento en la sístole por problemas eléctrico en el corazón o, incluso, afectar la memoria del cerebro. Hay muchos grupos de médicos que, a esto último, ya lo están llamando la 'niebla del Covid'. Esto quiere decir que las capacidades neurológicas nunca volverán a ser las mismas", finalizó el especialista en diálogo con Diario UNO.