Lucía Petenatti, Vanina Cáceres, Emilia Alín, Sandra Agüero, Myriam Coronel, Florencia Alderisi y Julieta Fernández Valentín Guerrera se conocieron gracias a militar en la causa feminista. Viven en el Este y se hicieron amigas.

 Embed      

El grupo es ecléctico en cuanto a profesiones: hay productoras independientes, profesionales de distintas áreas, empleadas municipales, docentes y hasta un un psicólogo. De sus charlas, mate de por medio, surgió la necesidad de llevar su amistad a una actividad más social: trabajar por la igualdad de derechos y acompañar a mujeres víctimas de la violencia patriarcal. Así nació "Hermanadas" una asociación civil que ya cuenta con personería jurídica y que lleva adelante distintas acciones concretas.

Te puede interesar: Se habilitaron las reuniones y compras por departamentos

Entre otras, está por inaugurar un refugio para mujeres víctimas de violencia de género. La idea es que tengan un lugar en el que puedan permanecer, junto a sus hijos e hijas, y terminar con la convivencia con el agresor.

Según contó Lucía Petenatti, la referente de la asociación, este refugio -que se habilitará con la ayuda del Estado- será para los departamentos del este mendocino, con excepción de Santa Rosa, que ya cuenta con un lugar de estas características.

Igualdad de derechos

El equipo de hermanadas cumple diversas funciones sociales, no sólo la concreción del refugio.

"Nos dedicamos a dar charlas en comedores, a las mamás de los niños y niñas que van allí a comer, para capacitarlas y que conozcan sus derechos, los que determina la Ley nacional 26.485. Ahora no lo estamos haciendo por la pandemia, pero volveremos a dedicarnos a esto una vez que se habiliten las actividades comunitarias". "Nos dedicamos a dar charlas en comedores, a las mamás de los niños y niñas que van allí a comer, para capacitarlas y que conozcan sus derechos, los que determina la Ley nacional 26.485. Ahora no lo estamos haciendo por la pandemia, pero volveremos a dedicarnos a esto una vez que se habiliten las actividades comunitarias".

Lucía Petenatti Coordinadora de "Hermanadas"

Seguir leyendo

También destacó que realizan acompañamientos jurídicos a mujeres que así lo necesiten, y por casos relacionados a esta problemática.

Otra de sus tareas es confeccionar estadísticas sobre los casos en los que han intervenido. Estos datos son públicos, y para tener acceso a ellos se puede visitar la página de Facebook de la asociación.

Un meta casi cumplida

En cuanto al refugio, según manifestó la coordinadora, está a punto de abrir sus puertas. Por el momento, funcionará en un lugar alquilado, para lo cual recibirán asistencia económica de la Dirección de Género y Diversidad, así como también para pagar los sueldos de las personas que trabajen en el lugar.

"El refugio siempre fue nuestro gran proyecto, muchas de nosotras nos hemos puesto en campaña para amoblarlo, y conseguir todo lo necesario para la comodidad de las personas que vayan a vivir allí, como ropa de cama y utensilios de cocina". "El refugio siempre fue nuestro gran proyecto, muchas de nosotras nos hemos puesto en campaña para amoblarlo, y conseguir todo lo necesario para la comodidad de las personas que vayan a vivir allí, como ropa de cama y utensilios de cocina".

Por motivos de seguridad no se revela la ubicación pero Lucía aclaró que, de ser necesario, se articularán acciones con otras comunas para que las mujeres que necesiten cambiar de dirección para alejarse de sus agresores, puedan recurrir al refugio del este.

Quien desee y pueda colaborar, el mail de la asociación es casa.hermanda@gmail.com, o pueden contactar a Hermanadas por su perfil de facebook, https://www.facebook.com/Hermanadas-650525518796237/ e instagram @casa.hermanada