En San Juan

Por una fiesta clandestina tendrán que hacer trabajos comunitarios y pagar $4.000

Por UNO

El fuero de Flagrancia de San Juan juzgó a 44 personas que asistieron el fin de semana pasado a una fiesta clandestina en una vivienda, evento que está prohibido en la etapa de distanciamiento social por la pandemia para evitar posibles contagios de coronavirus.

Te puede interesar: Con sueldos de $25 mil y tatuajes permitidos el Ejército busca aspirantes

En la audiencia de presentación, el juez resolvió la suspensión de juicio a prueba por el término de un año para los 44 imputados, por violación de las medidas dispuestas por la autoridad para prevenir la propagación de una pandemia. Además, deberán realizar tareas comunitarias y pagar $4.000 en bienes.

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo, en una vivienda ubicada en lateral Norte de avenida Circunvalación, entre Mendoza y Tucumán.

Personal policial llegó al inmueble y observó la gran cantidad de asistentes junto a bebidas alcohólicas, máquinas de luces y equipos de música.

En Mendoza también están prohibidas las fiestas y las reuniones de amigos, salvo en bares y restaurantes y con límite de 6 personas.