Diario Uno > Sociedad > Hombre

Falleció en un telo y su esposa tuvo que retirar el cuerpo

Un hombre de 54 años estaba con su amante en un hotel alojamiento. Sufrió un infarto y murió. La acompañante huyó y el cadáver debió ser retirado por la viuda

Un hombre de 54 años murió en un telo de Paraguay este jueves por la tarde. Había concurrido con una joven amante al albergue transitorio y en plena faena sufrió un infarto y falleció. Como su acompañante huyó a los gritos del hotel, fue su mujer la que tuvo que hacerse cargo de retirar el cuerpo.

Luego de comprobar que el hombre se había descompensado, su amante entró en shock y comenzó a gritar y correr por los pasillos del telo ubicado en la localidad paraguaya de Presidente Franco. Poco después, no se supo nada más de ella, ya que había abandonado el edificio antes de que llegara la Policía.

“Las personas a cargo entraron a la habitación del hotel y encontraron muy mal al señor. Por eso llamaron a los bomberos, quienes lo reanimaron y luego lo llevaron hasta el hospital”, informó el comisario Rodolfo Ortiz.

Nadie podía identificar al hombre hasta que sonó su celular. El identificador de llamadas hizo sospechar a uno de los policías que se encontraba en la habitación del hospital que se trataba de la esposa del desafortunado señor. Al contestar, el agente confirmó su sospecha y procedió a informarle de lo sucedido a la flamante viuda.

El hombre fallecido fue identificado como Juan R., quien perdió su vida minutos después de llegar al centro asistencial. La causa de muerte fue un infarto, de acuerdo con la información que figura en el parte médico forense.

Ortiz explicó que la identidad de la amante del fallecido no se supo, debido a que la mujer se fue del lugar cuando el hombre era trasladado al sanatorio. Recién en la madrugada de este viernes se pudo conectar a los familiares del difunto.

Es que según detalló el oficial a cargo, "el señor no tenía ningún número de teléfono como para ubicar a sus familiares y el celular estaba bloqueado".

No fue hasta la medianoche que la esposa de la víctima llamó al smartphone donde le explicamos lo que había sucedido. Aproximadamente a las 2 de la mañana llegó a la comisaría y le entregamos el cuerpo”, cerró el oficial a cargo.