Los empleadores podrán convocar a retornar a la actividad laboral presencial a aquellos trabajadores que hayan recibido la primera dosis de cualquier vacuna contra el coronavirus. Incluso, entran en la posibilidad, aquellas personas de riesgo que están dispensadas de la asistencia.

La medida fue adoptada a través de la Resolución Conjunta 4/2021 que se publicó en el Boletín Oficial. Se trata de una decisión de los ministerios de Salud; y Empleo y Seguridad Social.

La misma reza que los trabajadores podrán ser convocados "independientemente de la edad y la condición de riesgo, transcurridos 14 días de la inoculación".

De todas maneras, con el DNU que entró en vigencia también este viernes 9 de abril, se mantiena la recomendación del Gobierno para el sector privado y la administración pública provincial y municipal acerca del teletrabajo, con el fin de reducir la circulación de personas frente al avance de la segunda ola de coronavirus.

A su vez, se mantiene vigente la decisión del Gobierno nacional de que los trabajadores de la Administración Pública Nacional, salvo excepciones, se mantengan en sus casas, sin asistir a los lugares de trabajo y que realicen tareas homeoffice si las condiciones estuviesen dadas.

La norma aclara también que quienes "tengan la posibilidad de acceder a la vacunación y opten por no vacunarse, deberán actuar de buena fe y llevar a cabo todo lo que esté a su alcance para paliar los perjuicios que su decisión pudieren originar a los empleadores o empleadoras".

trabajadores vacuna coronavirus 1.jpg

Quiénes tienen que volver a trabajar presencial

Según la Resolución Conjunta 4/2021 están incluidos todos los empleados sea cual sea su edad y condición. Así, si recibieron su vacuna, a los 14 días ya pueden ser obligados a presentarse también los:

  • trabajadores y trabajadoras mayores de sesenta (60) años de edad
  • trabajadoras embarazadas
  • trabajadores y trabajadoras incluidos en los grupos de riesgo.

En los motivos expresados se advierte que "las vacunas utilizadas en la Argentina demostraron una adecuada eficacia para la prevención de las formas graves y de la muerte por la enfermedad, lo cual disminuye el riesgo y posibilita el retorno de los trabajadores y las trabajadoras a sus lugares de trabajo".

Seguir leyendo