La tarea para desarmar el complejo entramado del caso de las hermanas israelíes Lily Pereg (54) y Pyrhia Saroussy (63), fue ardua e involucró a muchas partes pero sin dudas hubo una protagonista que se llevó todos los laureles y es Ruca, la perra que señaló dónde estaban enterrados los cadáveres en la propiedad de Nicolás Gil Pereg.

Ruca es la can estrella de la Escuela de Adriestamiento Canino de Mendoza (ESCAM), una ONG que participa de estos operativos de búsqueda de personas vivas y muertas. Fue ella la que en dos oportunidades abrió el camino para encontrar los cuerpos de las mujeres israelíes.

Con sus 9 años, Ruca es la perra más experimentada del equipo. Esto explica un poco el porqué ha sido ella la figura principal para resolver este y otros casos. "Ella desde los 70 días que viene entrenando y por eso tiene mucha más experiencia, va mucha más tranquila a buscar, se concentra más en el olfato. La experiencia es un factor de ventaja", comenzó diciendo con orgullo Ayelén Castro su adiestradora.

En cuanto a la capacitación que los perros reciben explicó: "No por ser voluntarios dejamos de ser profesionales por eso nuestra capacitación se basa en lineamentos internacionales porque sabemos que nuestro objetivo final es salvar una vida o recuperar un cuerpo. Nuestros instructores son de Estados Unidos y México".

"Esto fue muy emocionante porque hace 9 años que entrenamos y casos así dan mucha satisfacción por el gran entrenamiento y los sacrificios que hay detrás de todo esto. Sobre todo porque nuestra función siempre es ayudar a alguien a resolver o el caso tenga un cierre y no quede abierto, nos ponemos en el lugar de la familia y nos gusta ayudar" "Esto fue muy emocionante porque hace 9 años que entrenamos y casos así dan mucha satisfacción por el gran entrenamiento y los sacrificios que hay detrás de todo esto. Sobre todo porque nuestra función siempre es ayudar a alguien a resolver o el caso tenga un cierre y no quede abierto, nos ponemos en el lugar de la familia y nos gusta ayudar"

Ayelén Castro, adiestradora de Ruca.

 Embed      

"El entrenamiento se basa a través del refuerzo positivo; el perro va a buscar un aroma y cuando encuentra ese aroma recibe un premio, entonces el perro después va a querer salir constantemente porque lo toma como un juego", contó Castro sobre el adiestramiento que reciben los perros rastreadores.

Y agregó: "Lo vamos improntando de a poquito a través del juguete, cuando apenas llega y siente el olor el perro empieza a recibir el premio, a esto se le llama la parte instrumental y después a la parte cognitiva donde el perro aprende que por sentir ese olor y rascar y ladrar, él va a recibir un premio. Al principio cuando son chicos los perros -el adiestramiento lo empiezan a hacer a partir de los 70 días-, empiezan a leer muestras de restos humanos".

"La capacidad olfativa de un perro es altísima, dan cátedra en el tema de olfato. Son muy confiables", relató.

Además de Ruca, el equipo del ESCAM está formado por: Rea de siete años, Isis de cinco, July y a Tomba, que es macho. 

Un gran equipo, sin apoyo del Estado

La Escuela de Adriestamiento Canino de Mendoza (ESCAM), es una Organización No Gubernamental -ONG- que no recibe ningún tipo de apoyo estatal y todo es solventado por los mismos integrantes de ESCAM. 

Esto no es impedimento para que la ONG ayude a resolver casos tan importantes -el caso Concepción Arregui también lo resolvió Ruca y este equipo- en los que han trabajado a destajo y sin ningún interés. Pero el Estado tendría que reconocer esta gran labor, al menos y con lo mínimo indispensable, la comida para los perros.

 Embed      

La ONG tiene personería jurídica desde el 2011 y el equipo está integrado por seis binómios; Ayelén-Ruca e Isis, Lisandro Calderón-Rea y Danco, Daniel Giovarussio-July y a Enio Tejada-Tomba. Los coordinadores son; Raúl Castro, Sergio De los Santos, Facundo Candiyú, Cristian Córdoba y Juan Jofré.

"Esto es una pasión que cuesta y no podemos dejar de entrenar. Lo hacemos generalmente los sábados o cuando los tiempos de trabajo de cada uno da pueden ser dos veces a la semana. Los perros son de cada dueño", dijo Ayelén Castro, la dueña de Ruca y fundadora de ESCAM.

El equipo está capacitado para búsqueda de estructuras colapsadas -terremoto-, grandes áreas -en el caso que se pierda alguien en la montaña o campo traviesa- y detección de restos humanos.

Temas relacionados: