Diario Uno > Sociedad > Facebook

En primera persona: cómo fue estafado por Facebook

Un joven relató cómo perdió más de $35.000 al querer comprar un celular por Facebook. Encontró otras víctimas que fueron estafadas por la misma persona

“Esta gente cada vez lo hace mejor, nunca creí, pero caí redondo”, contó Axel Rosas, una víctima de estafas por Facebook, quien perdió más de $35.000 por un celular que jamás le llegó. Recomendó hacer este tipo de compras por algún sistema con respaldo donde se pueda reclamar.

“Era un celular que había visto. En Facebook estaba a mitad de precio, y dije esta es mi oportunidad, me arriesgo por más que no tenga confianza”, relató la joven víctima a Canal 7 Mendoza.

“Cuando elegí el teléfono, me dijo que le transfiriera, me dio los datos de cuenta bancaria y le transferí $23.000 pesos”, reconoció Axel.

Una semana después, el celular de Axel no había llegado: “Me dijo ‘ya te va a llegar, estate atento’. Supuestamente llegaba por Correo Argentino. Le pedí el número guía, pero no me contestaba”.

“Después me dijo que tenía que abonar, $4.800 de IVA , y los pagué”, relató pese a la vergüenza de haber caído en la estafa.

Alex le dijo al supuesto vendedor que ya estaba cansado, que no confiaba más en él, y le pidió una garantía. Pero el habilidoso estafador le aseguró que en 48 horas le llegaba el celular. Aprovechó la desesperación del joven para decirle que el aparato estaba en Aduana y que debía pagar $5.000 pesos más, “y los pagué”, dijo Axel.

“Me dijo que a las 4 de la tarde me iba a llegar, pero después de unas horas me fijé en el Facebook y me había bloqueado de todos lados”, lamentó la víctima.

Axel Rosas indicó la cuenta a la que hizo las transferencias bancarias estaba a nombre de Guillermo Laurito, pero que al parecer esta persona habría indicado que él también fue engañado y que no sabía nada.

“Hay más estafados por la misma gente. Me contacté con cuatro personas, uno de México, y después con dos chicas más, una de Formosa y otra de Córdoba”, detalló el joven.

La recomendación que dio luego de su mala experiencia, y de perder más de $35.000, es que no confíen en compras que hacen en sitios no oficiales o sin respaldo donde luego no se pueda reclamar, y que tampoco se dejen engañar por las supuestas ofertas o buenos precios, ya que generalmente son para captar gente y robarles.

Seguir leyendo