Diario Uno > Sociedad > Sequía

En La Paz le rogaron a un santo y en horas terminó la sequía

El domingo a la tarde le regalaron 20 cuecas y 20 gatos a San Vicente para terminar con la sequía y a las 23 llovió

Es así. A las 18 de este domingo algunos vecinos de La Paz se reunieron para hacerle una rogativa a San Vicente y Santa Ana para que hicieran llover en el campo y terminar con meses de sequía. Según el rito, danzaron 20 cuecas y 20 gatos. A las 23.30 llegó una tormenta que se descargó con fuerza en algunas zonas del departamento, tan fuerte que mereció que un avión de la Lucha Antigranizo sobrevolara la región preventivamente. ¿Mito?, no. Así ocurrió.

Los festejos de San Vicente son tradición en la zona rural de La Paz y los alrededores. En épocas normales, suelen juntarse los puesteros a asar algún chivo, guitarrear y bailar 20 cuecas y 20 gatos en honor al santo, pidiéndole que haga llover en el campo. Esas reuniones suelen duran varios días.

Te puede interesar...

Este año la Cámara Económica, Social y de Ganadería de La Paz, por propuesta de un grupo de puesteros de la zona, decidió organizar la fiesta “Auto San Vicente” en el Estadio Juan Domingo Perón, de la villa cabecera.

Con el auspicio de la Municipalidad y con el acuerdo de que los concurrentes no se bajaran de sus autos para cumplir con los protocolos vigentes por la pandemia, se realizó un espectáculo artístico con músicos en vivo y se bailaron las 20 cuecas y los 20 gatos prometidos a San Vicente y también a Santa Ana, para que estos hagan el milagro de la lluvia.

Y la rogativa funcionó. El informe oficial de la Dirección de Contingencias Climáticas, que incluso hizo despejar un avión de la Lucha Antigranizo que sobrevoló la zona preventivamente, indica que hubo “lluvia moderada a intensa” en los sectores de “La Paz, norte y sur de Desaguadero”, en área de campos sin cultivos, entre las 22.30 del domingo y la 1.26 de la madrugada de este lunes.

“En la celebración hubieron unos 45 autos, con las familias en su interior”, contó Nicolás Pérez Naves, de la Cámara paceña.

Además indicó que “la sequía ha sido muy grande. En dos años han caído solo 80 milímetros en la zona” y, si bien la tormenta no alcanzó a revertir la situación, fue un alivio.